Aprender con el ejemplo

Los alumnos del Colegio “Marqués de Lozoya” participaron en una Aduana Sanitaria organizada por INFOREME.

0

A tan sólo una semana para concluir el curso, los alumnos del colegio “Marqués de Lozoya” de Torrecaballeros completaron ayer su formación con una actividad tan inusual como necesaria, como es la de conocer la labor de los profesionales dedicados a las emergencias sanitarias y a los primeros auxilios. Bajo el nombre de “Aduana Sanitaria”, los alumnos de 4º, 5º y 6º de Primaria participaron activamente en los distintos talleres organizados a tal fin por el Instituto de Formación en Emergencias (INFOREME), que desplazó hasta el centro los recursos materiales y humanos para llevar a cabo la jornada teórico-práctica.

El día comenzó de forma espectacular con la llegada de un helicóptero de la empresa segoviana Ibercopter, que quiso participar en esta iniciativa haciendo aterrizar el aparato en el patio del colegio. La práctica totalidad de los alumnos del centro pudieron ver de cerca el helicóptero, cuyas maniobras de despegue y aterrizaje hicieron las delicias de los chavales que aplaudieron las evoluciones del helicóptero en el lugar en el que habitualmente desarrollan sus juegos y actividades deportivas.

La presencia del helicóptero dio paso al inicio de los distintos talleres de la Aduana Sanitaria, donde los profesionales integrados en INFOREME impartieron formación sobre Reanimación Cardio-Pulmonar (RCP), atragantamientos, trauma y prevención de incendios. En esta ocasión, se incorporó a la alerta el Cuerpo Nacional de Policía, que impartió un taller sobre seguridad en Internet.

José Antonio Reina, responsable y coordinador de esta actividad, explicó que el objetivo de estas iniciativas es ofrecer a los niños “información básica sobre la actividad de las emergencias sanitarias, con el fin de que puedan conocer y valorar el trabajo de los profesionales y contribuir si en algún momento fuera necesario en sus tareas en cualquier situación”.

Los niños suelen ser muy receptivos a estas actividades, y su capacidad para asimilar y aprender los distintos conceptos les lleva incluso a aleccionar a su entorno sobre la importancia del trabajo de los profesionales sanitarios. En este sentido, Reina puso como ejemplo una anécdota ocurrida en un centro comercial donde un niño identificó un equipo de RCP portátil ante su padre diciéndole que sirve “para salvar vidas”.