Protesta contra la planta de Aldeanueva. / el adelantado
Protesta contra la planta de Aldeanueva. / el adelantado
Publicidad

El Juzgado de Segovia anuló la planta de compostaje de la localidad por no publicarse el expediente administrativo en la web municipal. Así lo ratifica Ecologistas en Acción, que recuerda que el proyecto suspendido contemplaba la creación de una planta de gestión de residuos no peligrosos, de gestión y valorización de subproductos de origen animal no destinados al consumo humano mediante compostaje y un centro de limpieza y desinfección de vehículos de transporte de ganado.

Las instalaciones de la planta de compostaje habrían ocupado más de 3.500 metros cuadrados, a menos de 100 metros del río Voltoya y del arroyo Los Cercos, para tratar anualmente 19.200 toneladas de residuos, como lodos de depuradores y fosas sépticas o tejidos animales.

En 2017, Ecologistas en Acción recurrió la autorización otorgada por la Junta ante el juzgado, presentando un recurso contencioso-administrativo. Paralelamente se constituía la Plataforma ‘Voltoya Sin Mierda’, que ha desarrollado gran actividad pública y social de oposición al proyecto. Las fuertes lluvias de la primavera de 2018 inundaron por infiltración la finca en que se pretendía ubicar la planta y la Confederación Hidrográfica del Duero, tras visitar la zona con los representantes de la Plataforma, realizó un informe que concluía que los terrenos se encontraban en una zona inundable. La nueva empresa propietaria, Abersa, que había dejado caducar la primera autorización de la Confederación, optó por abandonar el proyecto ante el informe desfavorable por riesgos de inundación y el recurso existente.

Finalmente, el pasado 20 de marzo, el Juzgado daba la razón a Ecologistas en Acción de Segovia y anulaba la autorización de uso excepcional en suelo rústico otorgada inicialmente, por los siguientes motivos: el proyecto se ubicaba en una parcela inundable; se trata de un uso industrial, prohibido en suelo rústico con protección natural y en zonas de ribera de río, según las normas subsidiarias provinciales de Segovia, que prohíben construcciones a menos de 100 metros de los cauces, y el expediente administrativo no fue publicado en la web municipal. Desde Ecologistas en Acción critican que la Diputación de Segovia impulsa en la actualidad una iniciativa para suprimir en un futuro próximo esta elemental protección de ríos y riberas.