El poeta Amando García Nuño recorrerá la Nava de Jaime Gil de Biebma antes de recoger el premio . / el adelantado
El poeta Amando García Nuño recorrerá la Nava de Jaime Gil de Biebma antes de recoger el premio . / el adelantado
Publicidad

El poeta madrileño de origen segoviano Amando García Nuño manifiesta sentirse ilusionado por la concesión del XVI Premio Internacional de Poesía Jaime Gil de Biedma y Alba, porque “Jaime Gil de Biedma es una de mis referencias literarias y poéticas, ademas de coincidir algunos detalles de su vida conmigo”. El autor del poema ganador ‘Poeta frente al grifo’ señala que la concesión del premio representa algo especial para él por llevar el nombre de Jaime Gil de Biedma y proceder de un pueblo segoviano al que Gil de Biedma siempre estuvo estrechamente vinculado, hasta el punto de crear su mitología especial en torno a él. También le hace ilusión por el hecho de sentirse muy segoviano, por las hondas raíces que le unen tras el vínculo de trece generaciones.

El próximo sábado día 26 acudirá al acto de entrega de este premio, dotado con 2.000 euros, que convoca el Ayuntamiento de Nava de la Asunción. En el acto se dará lectura al poema ganador. Se trata de un poema calificado por los miembros del jurado, Fernando Romera y David Ferrer, como un poema de referencias literarias, por las citas y fuentes que contiene y por la reflexión del ejercicio de escribir y la labor de leer la propia poesía. Una lectura que para García Nuño podría ser válida, porque “en poesía cada uno hace su interpretación del contenido del poema y todas son válidas, pero para el lector que lo ve desde fuera, en realidad de lo que habla es de la vida y habla cómo realmente de lo que el poeta está pensando de su infancia, un gesto de una persona, un paisaje, una imagen… Al final, el poeta se da cuenta de que por encima de la poesía y transcendiendo a la poesía está la vida”.

El poema representa para el autor una reflexión autobiográfica, pero sin las referencias a las experiencias vividas en primera persona o sacadas de un libro: “Realmente, cuando todos escribimos manejamos cosas que están en nuestro inconsciente colectivo que de alguna manera nos marcan. Uno cuando escribe ficciona y a mí no me gusta esa poesía que habla del yo e intenta reflejar los estados de ánimo de autor, es evidente que cuando hago esa imagen pienso en un poeta que es el arquetipo de alguien que en un momento determinado, en mitad de un acto literario, siente el deseo de ir al baño, abre el grifo y le da la sensación de que todo se va por el desagüe, la poesía, la vida y todo”, argumenta sobre el contenido del poema.

‘Poeta frente al grifo’ resulta ser un poema inteligible, cercano, hecho a partir de “situaciones cotidianas, de hechos sociales, como puede ser en este caso un autor que se mete al cuarto de baño a lavarse las manos, realmente a partir de un hecho cotidiano se puede sacar una lectura de aspectos de la vida, en ese sentido todo eso que se ha llamado la poesía de la experiencia, sobre todo después de Gil de Biedma, si conecta con la sensación que algunos tenemos de que la poesía llegue a ser inteligible para todo el mundo, una obsesión que también tenía Gil de Biedma”, mantiene este poeta y periodista de la cosecha de 1955. Amando García alterna la abierta confusión del asfalto madrileño con el ascetismo de sus tierras segovianas, que disfruta con el monte y los paraísos cotidianos, con los amigos y sus charlas en las barras de bar, con la música y los silencios, que no escribiría si pudiera arrojar el alma por el desagüe. A ratos, siempre despierto, sueña. Sueña con un instante de dicha efimera. Y, por lo tanto, eterna, como sentencia en sus propias palabras escritas.

El ganador del Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma posee una obra de poesía y relato corto que han sido premiadas en más de doscientos certámenes literarios. Ha colaborado en diferentes emisoras de radio de ámbito nacional y participó en el II Día Internacional de la Poesía, celebrado en Segovia el año de 2012.