Publicidad

La gran familia del Partido Popular de Segovia se reunió ayer en su sede —en la calle Escultor Marinas 16— en el denominado ‘vino de Año Nuevo’, cuyo objetivo reconocido no es otro que pasar un rato agradable felicitando a correligionarios y periodistas el arranque del nuevo ciclo. Pero, como ya es habitual en todo partido, la política no quedó en segundo plano.

La presidenta provincial, Paloma Sanz, logró, a pesar de su ostensible afección en la laringe, desear “lo mejor”, a nivel personal y profesional, a los presentes, para a continuación subrayar el “intenso trabajo” realizado en los últimos seis meses en el partido, “centrado en tres pilares fundamentales: el equipo del PP, las personas y los proyectos”. Ya entrando en la actualidad nacional, Sanz se felicitó de los datos del paro, pues indican que “en el último año han encontrado trabajo 300.000 personas”. La presidenta provincial también tuvo palabras de elogio a las políticas del Gobierno en ayuda de los autónomos, así como al pacto alcanzado con los agentes sociales para aumentar el salario mínimo interprofesional. De igual forma, indicó que el PP está “muy orgulloso” de haber subido las pensiones. En ese sentido, animó a los afiliados a ir “con la cabeza bien alta”, recordando que el PSOE “ o las congeló o las bajó”.

vázquez Francisco Vázquez, ayer ejerciendo de secretario general del PP de Castilla y León, quiso exaltar los éxitos del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asegurando que ésta será “la legislatura del empleo”, con la creación de 500.00 trabajos cada año, criticando con dureza a “los de mente débil que se olvidan de donde venimos”. Vázquez pidió recordar que cuando Rajoy accedió a la presidencia del Gobierno “la Seguridad Social y la sanidad estaban prácticamente arruinadas”. “Con el sacrificio de la sociedad —agregó— se ha conseguido salir adelante”. Aseguró también que “las grandes inversiones siempre las hace el PP” y, poniendo de ejemplo a Segovia, citó el desdoblamiento de la SG-20, la biblioteca pública o el INSS. “A nivel regional —continuó— pasa lo mismo, como se ve en la construcción del campus de la UVA”. Y, en el terreno provincial, defendió que la Diputación “está ayudando a mantener los servicios esenciales que pusieron en peligro las políticas económicas de otros”.

Para acabar, censuró “este régimen socialista que llevamos padeciendo años (en la ciudad de Segovia)” lamentando que la provincia no encuentre en la capital el motor que sí tiene en otros lugares.

Con las elecciones de 2019 ya en el punto de mira, el PP quiere tener altavoces a sus políticas, y quizá por ello regaló a los representantes de los medios de comunicación un pequeño amplificador de sonido, con un mensaje firmado por Sanz, muy al estilo de Vázquez: “No me pidas que oiga música para ocultar el ruido, ni tampoco que me calle si nadie me ha oído”.