Alfonso Rey junto a su obra, expuesta en Las Tenerías hasta el 22 de agosto. / c.n.
Publicidad

Además del ambiente en la localidad de Cuéllar, que toma aire taurino en estos días previos a las fiestas, el arte que llena el espacio de Las Tenerías contribuye con creces. Las piezas de Alfonso Rey, cuellarano y apasionado confeso del mundo del toro, vuelve a exponer en casa después de varios años.

Se trata de una colección en madera nueva, antigua, formatos grandes, pequeños, con dos protagonistas claros: toros y caballos. Eso sí, siempre ausentes de sangre o banderillas, «el toro en su esplendor, desarrollando su anatomía y sacándola partido», como explica el propio autor. Los trípticos llenan la sala: puertas, ventanas y piezas abatibles dan lugar a dos y hasta tres obras en una; «puede ser un soporte muy religioso pero yo lo he rescatado, porque el toro no deja de ser un poco un rito pagano», hila el autor con el título que da nombra a su exposición, ‘Rito pagano…?’.

Está en la que es su casa hasta el 22 de agosto y reconoce que no puede decir eso de que nadie  es profeta en su tierra. «A mí siempre se me ha tratado muy bien, igual que a nivel de ventas». Por eso vuelve cada cierto tiempo, para no repetirse, sorprender, como lo ha hecho en esta ocasión

Y aunque casi todo es madera, siguen triunfando los abanicos y las esculturas, que hacen el arte más asequible y disponible. Rey reconoce que dejar el arte en casa le da mucha satisfacción, por eso se explaya en estos formatos, aunque en los grandes, también. Hay piezas exclusivas hechas para la exposición, puertas realizadas en Cuéllar de una antigua fábrica, y que ahora son soporte de su arte.

Colores destacados en los caballos y en los toros, piezas sorprendentes y el reconocible talento de Alfonso Rey están atrayendo ya a cientos de visitantes hasta el lugar.

La exposición dota de valor y ensalza la figura del toro, y son muchos los que lo saben apreciar, por eso, hasta el 22 se puede disfrutar de esta bella colección de arte.