El alcalde de Navares de las Cuevas se pasa a VOX

Vicente Robisco, alcalde de Navares de las Cuevas, ha anunciado su incorporación al proyecto político de VOX. Ayer remitió una carta a Paloma Sanz, presidenta provincial de la formación a la que hasta ahora pertenecía, el PP, informando de su decisión y devolviendo el carné de afiliado. En declaraciones a EL ADELANTADO, el regidor de este pequeño pueblo, perteneciente a la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda, reconoce que su determinación no ha sido sencilla y fue tomada “con mucho disgusto”, dado que llevaba 19 años ejerciendo como militante, tiempo en el que “he conseguido tener lazos de amistad con muchas personas”.

De acuerdo a sus explicaciones, el motivo por el que se da de baja en el PP es “la impasibilidad con que se toleran desde el Gobierno los ataques a los cristianos y a la familia desde tantos frentes sin que se haga nada o muy poco en su defensa”. En su texto, Robisco se define como “un cristiano comprometido”, pidiendo a la presidenta provincial del PP que comprenda su decisión, pues “me resulta difícil seguir compatibilizando mi fe con las aludidas prácticas políticas”.

Alcalde de Navares de las Cuevas desde hace casi 20 años, Robisco confiesa estar “un poco cansado” de ejercer ese cargo, si bien deja abierta la posibilidad de optar de nuevo a la reelección en 2019. “Igual sí me presento”, dejó entrever ayer.

Pionero en advertir sobre el grave problema de la despoblación en la provincia de Segovia, Robisco dice que, con frecuencia, “me da la impresión de que, en este tema, me estoy dando cabezazos contra un muro”. Aunque se felicita de que la despoblación sea considerada ahora un asunto de Estado, desconfía de las decisiones que tomen los principales partidos, pues “han dejado morir a los pueblos”.

Robisco agradece a VOX que, tras estudiar su caso, le haya abierto las puertas, y dice estar convencido de que el partido dirigido por Santiago Abascal “recogerá a muchos descontentos del PP” y máxime con su actitud en el ‘tema catalán’, pues a su entender “no se ha cogido el toro por los cuernos”.

Compartir