Al ritmo de la Navidad

Cheroot y Los Pajarracos ofrecieron un concierto de pop y rock en el centro multiusos Los más pequeños participaron en un taller de instrumentos tradicionales

3

Es Navidad y a lo largo de estos días de fiesta se suceden en Cantimpalos actividades para todos los públicos, que combinan la música, con el teatro y los actos propios de la Navidad. El centro multiusos acogió un concierto de música del grupo ganador, Cheroot, del certamen provincial Dipromusic, junto a Los Pajarracos. El escenario, luz, sonido, decorados, la gente de Cantimpalos, como la juventud que vino de fuera, todos disfrutaron escuchando a estos fenómenos de la música nacidos en Segovia. Durante más de dos horas deleitaron al numeroso público con canciones de su amplio repertorio.

El grupo Cheroot es un trío de rock de Arroyo de Cuéllar, formado por tres componentes: Samuel Zamarrón (batería), Chuchi Bayón (guitarra y voz), Roberto de la Fuente (guitarra y voz), y Pititi, mánager y amigo. Tocaron una mezcla de estilos con mucho ritmo y energía, combinando temas de hard rock y rock and roll, como “Lobos”, “Morfina”, “Leño”, “Calisto”, “Serpentinas Muertas”, “Cheroot”, “Mismo Anzuelo”…

El grupo Los Pajarracos es un quinteto formado por Javier Postigo “Postas” (voz y guitarra), Marco Antonio Costa (guitarras y voz), Jesús Sanz “Chepa” (guitarras), Adrián Bermejo (batería) y Jesús Días (bajo), una banda que enmarca su música dentro del punk-rock. Deleitaron al público asistente con un gran repertorio con canciones como: “Mi vida triste”, “Noche de perros”, “Mamá”, “El tren del olvido”, “El viaje”, “Psicópata”, “Fuk you”…, combinando canciones de ritmo alegres con un sonido impecable, un grupo con mucha fuerza e ilusión. El concierto fue todo un éxito, todos disfrutaron unos bailando y otros escuchando.

Por otro lado, también se ha desarrollado un taller infantil de instrumentos musicales tradicionales, bajo el título “A Ritmo de Navidad”. De la mano del director Pablo Zamarrón, colaborador del Instituto de la Cultura Tradicional, que organizó el taller, fue el encargado de enseñar a los 22 niños cómo se hace una zambomba.Para ello utilizaron piel de oveja, una vasija de barro, un carrizo y cuerda para atar.

Además de conocer los niños todo el proceso de fabricación y los materiales tradicionales que componen el instrumento y construirlo con sus manos, el taller pretende educar e instruir cómo tocarle como acompañamiento a distintos villancicos populares castellanos.

Una vez construida la zambomba y como tocarla, Pablo Zamarrón, junto con los niños, madres y colaboradores entonaron varios villancicos tradicionales. También utilizaron instrumentos como hueseras y corrajillo de nuez. Todos los niños estaban muy ilusionados, fue un magnífico regalo de Navidad para aprender y divertirse.