Al borde de la ruptura

Las discrepancias entre PSOE y PP amenazan con romper su acuerdo de gobernabilidad. La popular Raquel Sanz renuncia a sus retribuciones y el alcalde plantea ampliar su dedicación

1

El PSOE y el PP, que llegaron en junio del pasado año a un acuerdo para gobernar el Ayuntamiento de Sepúlveda, están hoy al borde de la ruptura. Medio año de convivencia ha bastado para que este matrimonio de conveniencia amenace con estallar. Y, en caso se producirse ese hecho, tendría consecuencias en la gobernabilidad de Sepúlveda.

Las diferencias entre el PSOE (2 concejales) y el PP (4) se hicieron patentes desde el arranque de la legislatura, y no han hecho sino crecer, hasta llegar a un clima “insostenible” entre el alcalde, el socialista Ramón López, y la portavoz de los populares, Raquel Sanz, los únicos miembros de la corporación que recibían una retribución. A finales de enero, Sanz decidió renunciar a esa retribución, como se publica en un anuncio del Boletín Oficial de la Provincia del 17 de febrero. De acuerdo a dicho anuncio, Sanz justificó dicha renuncia en la “imposibilidad de cumplir las horas de presencia física en el Ayuntamiento”, así como a la de “no poder realizar el trabajo efectivo que a mi cargo corresponde”. No obstante, en el texto la concejala informaba de que “continuaré realizando el trabajo que es inherente a los cargos que ostento”, advirtiendo que “no he dejado de efectuar (dicho trabajo) desde que tomé posesión del cargo, y que vengo efectuando desde mi domicilio y con visitas periódicas al Ayuntamiento”.

La visión que se tiene en el entorno del PSOE sepulvedano es otra bien distinta. Los socialistas critican a Sanz por haber comenzado a trabajar, a finales de 2015, en una empresa privada de la comarca, “sin haberlo comunicado al Ayuntamiento”. De igual forma, consideran que la concejala “estaba incumpliendo el horario de trabajo en el Ayuntamiento”, por lo que fue apercibida por el alcalde. Y, con respecto a su renuncia a las retribuciones, aseguran que “si no lo hubiera hecho, Ramón [López] la hubiera cesado”.

Hoy, la corporación sepulvedana celebra pleno (20.00 horas) y, según fuentes consultadas por esta Redacción, la sesión se prevé “muy caliente”. Entre otros motivos, debido a que en el punto número 9 del orden del día figura una propuesta de “ampliación de dedicación de la Alcaldía y de establecimiento de retribuciones de la concejala delegada de Servicios Públicos Urbanos”. Así pues, la propuesta pretende incrementar la retribución de López y al tiempo, aprobar otra para la concejala de Servicios Públicos Urbanos, cargo que ejerce una concejala del PP, María Ángeles Trapero Navares.

El pleno de hoy será un buen test para saber si acuerdo de gobierno PSOEPP se mantiene o si, definitivamente, se da por enterrado. Los socialistas sepulvedanos intuyen que los populares “van a salir del equipo de Gobierno”. En ese hipotético escenario, se verían obligados a buscar nuevos compañeros de viaje, ya que, como se recordará, se mantienen en la Alcaldía gracias al apoyo de los cuatro ediles del PP, pues López únicamente cuenta con otro edil socialista, que además no reside en Sepúlveda.

Como se recordará, López, que salió elegido alcalde gracias a los tres votos de ‘Independientes por Sepúlveda’, prefirió después alcanzar un acuerdo de gobierno con el PP antes que hacerlo con IPS. Desde entonces, el grupo de los llamados ‘independientes’ también ha sufrido turbulencias internas, que se solventaron con el abandono del grupo de uno de los concejales, Joaquín Duque, quien decidió, no obstante, mantener el acta de edil. Más tarde, Duque anunció su ingreso en Ciudadanos, la formación de Albert Rivera.