El objetivo es dar una respuesta al abandono del monte particular. / el adelantado
El objetivo es dar una respuesta al abandono del monte particular. / el adelantado
Publicidad

Aguilafuente pone en marcha una concentración de pinares particulares. La apuesta del Ayuntamiento de Aguilafuente y de la Consejería de Medio Ambiente es una iniciativa pionera en Castilla y León y en España, que puede solucionar los problemas actuales de abandono del monte privado en toda la comunidad.

Esta concentración, que en un primer momento iba a ser voluntaria, va a ser declarada de utilidad pública obligando a todos los propietarios a realizarla. Por ello, el Ayuntamiento de Aguilafuente ha solicitado la inclusión de los montes de utilidad pública en la concentración parcelaria, lo que hace que se obtenga el porcentaje necesario para llevar a cabo la misma y solucionar distintos problemas pendientes.

Al tutelar dicha concentración, el Ayuntamiento, como máximo promotor junto con la Consejería de Medio Ambiente sería garante de que se llevara a cabo, conforme a un plan director establecido por las administraciones públicas, siendo los gestores de las medidas previas necesarias. “Esto hace que seamos los administradores de la masa forestal durante el proceso de concentración parcelaria, dos años y medio previsiblemente, por lo que el Ayuntamiento puede valorizar los recursos provenientes de la ordenación del monte”, explican fuentes municipales. Y ponen como ejemplo la realización de cortas selectivas que mejorarán el monte y cuyos beneficios irán directamente a los gastos de la propia concentración parcelaria, al mismo tiempo que se deja la masa forestal en las mejores condiciones posibles para su explotación futura, recibiendo los propietarios unas parcelas limpias y ordenadas según dicho plan, siempre con la aprobación de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

El Ayuntamiento, de esta forma, pondrá en valor una masa forestal actualmente perdida en la mayor parte de los casos, disminuyendo el peligro de incendios del monte, y podrá ofertar una gestión común a aquellos propietarios que así lo deseen y manifiesten el día de mañana con la consiguiente creación de puestos de trabajo.

Los propietarios tendrán que hacer frente a un porcentaje de los gastos de la concentración en aproximadamente un 25 por ciento de la misma. En aquellos casos que así se manifieste expresamente y se entre a formar parte de una concentración asociativa aprobada por la Junta de Castilla y León. La concentración será gratuita para dichos propietarios.

De esta concentración parcelaria el Ayuntamiento sacaría el beneficio de liberar totalmente la finca agrícola de la Mata del dominio de monte de utilidad pública, reintegrándose al monte todas y cada una de las hectáreas que queden liberadas. Si no se actuara de esta forma, dicha finca se reintegrará al monte con la consiguiente pérdida patrimonial para el municipio.

El Ayuntamiento intenta de esta forma culminar este proyecto intentando que no cueste nada o que cueste lo mínimo posible al municipio y a los propietarios.