Las piezas han sido donadas al Ayuntamiento por la familia Herrero Sanz. /laura frías
Las piezas han sido donadas al Ayuntamiento por la familia Herrero Sanz. /laura frías
Publicidad

Aguilafuente ha recibido, a través de su Ayuntamiento, la donación por parte de la familia Herrero Sanz de cinco piezas arqueológicas procedentes del yacimiento arqueológico denominado ‘Arenero’, presumiblemente arrasado por una antigua explotación de arenas. Se trata de cinco cerámicas en perfecto estado de conservación que fueron encontradas en el año 1981, hallazgo del que se dio noticia a las autoridades unos meses después y que era conocido en el municipio.

Desde el Ayuntamiento de Aguilafuente se quiere agradecer a la familia Herrero Sanz la donación de dichas piezas así como la labor de conservación realizada, manteniéndolas cuidadosamente embaladas y a temperatura constante durante estos 37 años.

Dichas piezas serán entregadas en breve a la autoridad competente para su estudio y catalogación, con la petición expresa de que puedan volver a Aguilafuente para ser expuestas en el Aula Arqueológica para el disfrute de todos sus visitantes, como así desea también la familia donante.

Por último, desde el Ayuntamiento de Aguilafuente se anima a todos los vecinos a comunicar cualquier hallazgo arqueológico o histórico para que pueda ser convenientemente estudiado y expuesto al público, puesto que la preservación del patrimonio es competencia de todos y cada uno de los ciudadanos.

Recientemente se ha destacado el potencial turístico de Aguilafuente en relación a su patrimonio, en este caso relativo al descubrimiento de los mosaicos de Aguilafuente que una mañana del 29 de diciembre de 1967 salieron a la luz en el paraje local de Santa Lucía.

Compartir