Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora. / José Antonio Santos
Publicidad

Adrados es una localidad ubicada a 52 km de Segovia capital, en la Comarca de Tierras de Cuéllar. Las primeras noticias de este pequeño municipio segoviano son del momento en el que se crea la comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar. Esta aldea, entre otras, fue pasando de un dueño a otro. Primero perteneció a Gutierre Pérez de Reinoso quien la vendió pasando a pertenecer al rey Alfonso VIII quien, a su vez, puso en venta el Señorío de Perosillo y, posteriormente el concejo de la Villa de Cuéllar lo compró por 2000 maravedíes… Estas aldeas eran Olombrada, Frumales, Perosillo y, Adrados.

En el año 1256, Alfonso X el Sabio, concedió el Fuero Real al Concejo de Cuéllar, con lo que la villa adquirió exenciones fiscales para los caballeros que poseían “caballo, armas y casa abierta”. Esta Comunidad de Cuéllar se dividió en seis sexmos y, Adrados, pertenecía al sexmo de Hontalbilla.

El nombre de Adrados viene del árabe Daur, es decir turno y, en este caso se refiere a los turnos que existían para el aprovechamiento de la madera y de la resina de los pinos que eran muy abundantes por la zona.

También se comenta que el nombre podría venir, como en otras muchas localidades españolas en las que se encuentran variaciones de este mismo nombre como Ledrada en Salamanca, Las Hedradas en Zamora…. de paisajes en los que se encuentra abundancia de hiedra o hedrados.

Actualmente, la Comunidad está constituida por 36 municipios más Cuéllar. De todas estas poblaciones, 29 pertenecen a la provincia de Segovia y 8 a la de Valladolid.

Patrimonio

Entre los monumentos más importantes y conocidos en esta localidad, ubicada a los pies de una colina, se encuentra la Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, construida en época románica, tiene varios detalles que así lo muestran como los canecillos de la cornisa de uno de los muros del templo y la portada de acceso. La iglesia tiene tres naves con una cúpula sobre el crucero y una torre campanario. En el interior, destaca su retablo mayor con pinturas de Alonso Herrera, que formó parte de la exposición de Las Edades del Hombre y, varias piezas de plata, entre ellas una cruz procesional, realizadas en Segovia en el siglo XVI.

También destaca la ermita de San Roque y, cerca de allí, a unos 200 metros, están las ruinas de la ermita de San Benito, construida en la segunda mitad del siglo XIII en una zona elevada y rodeada de viñedos. Esta ermita tuvo planta rectangular y debió tener problemas de estabilidad en la cabecera por lo que los canteros que realizaron la obra, añadieron unos estribos en los lados norte y este del edificio, para contrarrestar los empujes de las bóvedas. En las ruinas se observan grietas verticales en los extremos de la nave producidas tras el derrumbe de la armadura de la cubierta.

Actualmente, de esta ermita solo queda en pie pero, en peligroso estado, parte de su bóveda de medio cañón y de la de horno de la cabecera. Para terminar, la Olma centenaria que se encontraba en la Plaza Mayor, después de secarse, fue trasladada a un parque. Esta Olma ha sido grabada con dibujos que fueron realizados por el escultor Félix Arranz Enjuto, un artista nacido en Adrados.

Fiestas

En Adrados, dice su alcalde, David Sainz Torres, “somos muy fiesteros” y eso se demuestra repasando su calendario : Primero Santa Águeda, fiesta de las mujeres que se celebra en febrero; la Natividad de la Virgen, la fiesta de la patrona que se celebra el primer fin de semana de septiembre. También la fiesta de Nuestra Señora de la Asunción y San Roque, el 15 y 16 de agosto, una fiesta con gran repercusión por el gran número de personas que participan en ella al celebrarse durante las fechas propias de las vacaciones y, San Isidro, en mayo. A estas fiestas, es necesario añadir la semana cultural, también en agosto, organizada por la Asociación Cultural La Mocha, que pese a pertenecer a un pueblo pequeño y con pocos habitantes, tiene más de 400 socios y organiza una Semana Cultural con enorme participación.

Adrados hoy

El alcalde de Adrados desde 2011 es David Sainz Torres (EA). Esta localidad de 140 habitantes, tiene una parte importante de su población ya jubilada. La agricultura, que podría ser otra de las formas de vida de la zona, sólo la trabajan dos o tres personas por la escasa población activa.

El sector turístico tampoco atraviesa su mejor momento. Había una casa rural que ahora tiene su puerta cerrada aunque se mantiene un restaurante con mucha solera, especializado en cocina tradicional, llamado La Olma. Sainz Torres, además recuerda que la escasa población del pueblo, no impide que durante las vacaciones y los fines de semana, la población aumente de forma importante pasando de los 140 a 300 habitantes. El motivo es que se han restaurado muchas casas por gente que, viniendo de fuera, pasan en Adrados su tiempo de descanso. Sobre esto el alcalde cuenta que “el otro día, en misa, de los que estábamos en la iglesia, el 20% éramos de allí pero el resto, el 80%, era gente de fuera”.

En la localidad presumen de la buena atención que recibe el municipio, de sus jardines y parques. También, a través de las obras que se están realizando, se ha terminado el saneamiento del agua, se ha terminado la pavimentación de la Plaza Mayor que se ha realizado con adoquines (1400 metros cuadrados) y, ahora van a asfaltar una calle con más de 2000 metros.

Recuperemos Adrados

Es justo lo que parece, un grito de ánimo y decisión de quienes quieren luchar contra todo aquello que puede parecer inamovible pero que, con voluntad, muda.
Hace un par de años, la casualidad hizo que Sergio Muñoz, sommelier, apareciera en el pueblo cuando falleció el abuelo de un amigo que tenía unas viñas en Adrados.

El amigo y su familia, pidieron a Sergio que les ayudara a poner las viñas en marcha porque llevaban años abandonadas.

Lo primero que hicieron fue observar que las viñas estaban vivas y, a mano, con un azadón, fueron limpiando algunas vides. Mientras, fue conociendo la situación y comprendiendo el problema de la despoblación. Observó que a partir de esas viñas, prefiloxéricas (antes de la filoxera, un parásito que atacó a las vides europeas y las arrasó entre 1880 y 1905), que pueden considerarse entre las más antiguas de España, se podía reactivar la vida en esa zona rural, con los puestos de trabajo necesarios para realizar esta actividad.

Esto parece fácil pero… era más complicado de lo que parecía. El Programa “Recuperemos Adrados” ha comenzado buscando a los antiguos propietarios de los viñedos, hoy desaparecidos en algunos casos y, en otros, los propietarios son unos pero las escrituras, cuando existen, están a nombre del bisabuelo…

Dada la dificultad y el papeleo necesario para poder arrancar con lo demás, han recibido ayuda del Ayuntamiento y de los vecinos del pueblo pero, también será necesario conseguir recursos económicos que, de momento, se han valorado en 40 mil euros por hectárea, lo que suma la importante cantidad de 800 mil euros.

Ahora, el proyecto está en la fase búsqueda de financiación y, tras intentarlo de varias maneras, ahora están realizando en Madrid jornadas de Net Working (crear una red de contactos con el objetivo de ampliar relaciones sociales para mejorar el negocio), diseñadas por el empresario Darío Réques y su empresa “Dobla tus cifras”, a las que se invita a representantes de importantes empresas, que podrían estar interesadas en la inversión en estos viñedos.

La necesidad imperiosa de dinero para iniciar el trabajo de recuperación de los viñedos, se justifica por la necesidad de contratar mano de obra para desenterrar las vides y realizar las podas. Hasta no conseguir medio millón de euros, aproximadamente, será difícil iniciar los trabajos, algo que podría ser posible si, todo sigue al ritmo de hoy, en unos cinco meses.

Sergio Muñoz cuenta muchas cosas más sobre la calidad de estas uvas y la duna de Adrados, que salvó a estas viñas de la filoxera pues, este parásito no entra en zonas arenosas, lo que provocó la supervivencia hasta conseguir su impresionante antigüedad. Aunque no hay documentos que lo acrediten, se estima que estos viñedos tienen unos doscientos años. Entre las ayudas que “Recuperemos Adrados” están recibiendo, destaca la de la Federación Empresarial Segoviana (FES) y, su presidente, Andrés Ortega.

Receta

María del Henar Vega es esta semana la encargada de ofrecernos una receta muy adecuada a la época del año en la que nos encontramos: El Bacalao al Ajoarriero
Ingredientes: Bacalao desalado (en agua durante 48 horas), muchos ajos, aceite, tomate frito, huevo.

Modo de prepararlo: El Bacalao desalado y sin espinas, se desmenuza y se fríe en al aceite con muchos ajos muy picados. Cuando ya esté frito se le añade un poco de tomate por encima y, a la hora de servirlo, caliente, se pone un huevo batido por encima para que se escalfe con el calor.