50 años de carrozas

La localidad celebró el sábado uno de los actos más importantes de las fiestas patronales, como es el popular desfile de carrozas. Los vecinos ponen mucha imaginación en la creación de estos artilugios que recorren el pueblo

20

Las tradicionales carrozas de las fiestas de Fuentepelayo celebran este año sus Bodas de Oro, 50 años de imaginación, esfuerzo y trabajo de los vecinos, que a lo largo del año idean y crean estos artilugios, recreando películas, países exóticos o tradiciones del país como los toros y luego muestran a todo el pueblo en el desfile del sábado de las fiestas en honor a la Virgen de la Asunción.

Este año no iba a ser menos, teniendo en cuenta además el importante cumpleaños de este evento y una vez más los fuentepelayenses se afanaron en lucir por todo lo alto sus carrozas con mucho arte y talento. El desfile tuvo lugar en la tarde del sábado, y la temática fue muy variada. Dos de las carrozas trasladaron Fuentepelayo por un día a países exóticos como la India y China, con un Taj Mahal y un gran dragón recorriendo las calles de la localidad.

También desfiló un grupo de cheers leaders de un equipo de fútbol americano, entre los que se coló algún aficionado del Atlético Madrid de fútbol, sin desentonar mucho. Los famosos Minions también tuvieron su hueco este año con una carroza que entusiasmó a los más pequeños, y siguiendo con el mundo de la animación y de los cuentos también estuvo presente este año en Fuentepelayo Aladino y su lámpara mágica. La fiesta de los toros fue el motivo de otra de las carrozas, con un gran astado en el medio, así como el mundo del circo con todos sus personajes. El cine, con un numeroso grupo de Mary Poppins, ocupó asimismo un lugar destacado en el desfile de carrozas.

Quien le iba a decir a Francisco Sanz Cubo, que 50 años después de que se le ocurriera la idea de celebrar un desfile de carrozas en Fuentepelayo, se siguiera desarrollando con tanto júbilo.