La Banda Municipal dará su primer concierto del año en la Iglesia de Santa María la Mayor.
La Banda Municipal dará su primer concierto del año en la Iglesia de Santa María la Mayor. / David Rubio
Publicidad

El próximo miércoles, 17 de abril, tendrá lugar a las 21.30 horas, en la Iglesia de Santa María la Mayor de Coca, el ya tradicional concierto de marchas procesionales a cargo de la Banda Municipal de la localidad. Este es el primero de los toques de los que se podrán disfrutar durante esta Semana Santa, pero no el único que realizará la agrupación. El día 18 de abril, jueves santo, los músicos acompañarán a la procesión de los pasos en Coca. El viernes santo se trasladarán hasta Toro (Zamora), donde actuarán de 7.00 horas a 13.00 horas y, por la noche estarán en la procesión de Medina de Rioseco (Valladolid), donde ya es habitual verlos desde hace 40 años y, que además, dicha procesión está declarada de interés turístico internacional. Se debe resaltar que estrenaran una obra de los compositores Pablo Toribio y Eugenio Gómez, dedicada a la Hermandad del Santo Cristo de la Paz de Medina de Rioseco.

Estos son los primeros toques que realizará la Banda Municipal después de que la agrupación se negase a actuar en la cabalgata de reyes el pasado 5 de enero, por la discordancia que había con el Ayuntamiento de la localidad. La agrupación, como medida reivindicativa y en apoyo a su director, cesó la actividad musical hasta que la situación se solucionase completamente.
Por su parte, el Consistorio convocó una bolsa de empleo para la dirección de la escuela de música, donde Asier Doval se ha posicionado, por méritos propios, como primer candidato. Además, la banda se ha englobado dentro de la escuela de música, y corresponde al director de la misma su dirección. Cabe destacar que Asier encabeza la escuela de música y la banda municipal desde el año 2012.

Por todo lo que ha sucedido, el director de la banda municipal, Asier Doval, ha querido aclarar que “la banda ha lamentado todos estos acontecimientos que se podían haber evitado, y yo personalmente quiero que se sepa, que la única razón por la que no acudí a trabajar en enero, fue porque el Ayuntamiento me aseguro que no podía pagarme. Solo eso paso, y por consiguiente la banda no fue a tocar, por decisión unánime”.

Además, el director destaca que ” todo este episodio ha sido muy triste para mi, ya que lo acontecido estos últimos meses, no se ha correspondido para nada con el trabajo que, con mucho entusiasmo, he realizado durante todos estos años”.