Alumnos en su visita al Archivo de la Casa Ducal de Albruquerque./c. núñez
Publicidad

Repartidos en dos grupos, alumnos de la Universidad de mayores, perteneciente a la Carlos III de Madrid se desplazaron hasta el Castillo de Cuéllar para visitar el Archivo de la Fundación Casa Ducal de Alburquerque. El torreón de la fortaleza se quedó pequeño para acogerlos, y para albergar tanto interés por los fondos documentales que allí se encuentran, custodiados por Julia Montalvillo.

A los alumnos los recibió la concejal de Cultura, Sonia Martín, así como la responsable de la Oficina de Turismo, Noemí Tejero. El catedrático de Historia Moderna y académico de la Real Academia de Historia, David García Hernán, fue el tutor de este curso dedicado a la Universidad de Mayores, un monográfico titulado ‘La España de los Reyes Católicos, entre el mito y la realidad’. El objetivo, con la visita al Archivo de Cuélllar, es que los alumnos entraran directamente en contacto con la materia prima de la historia, las fuentes de la época, y no las fuentes bibliográficas o los libros así lo explicó el profesor. De este modo, se pretende que entiendan cuál es el verdadero oficio del historiador. El contacto directo con la documentación lo hace entender, y este de Cuéllar, aunque haya archivos más grandes y cercanos a Madrid, es “muy singular y pertenece a una familia con un gran significado en la época de los Reyes Católicos, como es la familia de Beltrán de la Cueva y sus sucesores, los Duques de Alburquerque”. El profesor reconoció que es un archivo poco conocido pero que realmente encuadraba a la perfección en este proyecto para conocer el periodo de los Austrias. “Desde mi punto de vista, es un Archivo que se debería conocer más”, añadió el profesor, detallando además que Julia Montalvillo “es una de las mejores archiveras de España, y conozco unas cuantas”.

En el curso han participado alrededor de 100 personas y a Cuéllar se desplazaron 95. Las impresiones del curso son muy buenas y la satisfacción palpable. Los alumnos pudieron contemplar, observar y comprobar una tipología documental muy variada ya abundante. Montalvillo habló de pleitos, cuestiones sucesorias y ordenanzas y toda clase de textos, con su particular caligrafía, algo que llamó la atención de los alumnos. También se presentaron testamentos y la correspondencia personal de Beltrán de la Cueva con los Reyes Católicos, piezas de gran valor documental y muy ensalzadas por los investigadores. “Los documentos que no están realizados por escribanos son más complejos, la grafía de finales del siglo XV es complicada”, explicó.

Los alumnos visitaron seguidamente las murallas aledañas al Castillo y el Centro de Interpretación del Mudéjar. A media mañana recibieron la última clase del curso por parte del catedrático David García en la sala cultural Alfonsa de la Torre, con lo que clausuraron definitivamente este interesante curso.