patrimonio web
Última de las visitas realizadas, en el Monasterio de Santa Clara./ el adelantado
Publicidad

‘Con el patrimonio, puntualmente’, es la iniciativa del Ayuntamiento ejecutada por el profesor de historia emérito Juan Carlos Llorente y que, año tras año, vuelve a ser un éxito. En este 2018 las felicitaciones también vuelven, porque han sido más de 200 personas las participantes en la propuesta.

El pasado fin de semana concluyeron las vistas, que se han desarrollado a lo largo del mes de julio, y que concluyeron en el Monasterio de Santa Clara. Niños, jóvenes y adultos han sido el público que ha acompañado a Juan Carlos Llorente en sus explicaciones cada sábado. Según el historiador, las jornadas han tenido lugar con normalidad, “con gran atención y seguimiento por parte de los asistentes, con lo que se han alcanzado los objetivos programados sobre conocer de cerca el Patrimonio e Historia de la villa”. En esta ocasión estuvieron centrados en las iglesias de San Andrés, San Martín y San Esteban, junto con sus correspondientes entornos urbanos, a los que se sumaron la Capilla del Hospital de la Magdalena, la Capilla del Colegio de Niñas Huérfanas y el Monasterio de Santa Clara. La satisfacción de todos los participantes es tal que muchos repiten de año en año, puesto que las zonas de Cuéllar que se dan a conocer en todos sus ámbitos van cambiando, con el ánimo de lograr que se conozca cada rincón lleno de historia de la villa.
Juan Carlos Llorente, monitor de este programa, lleva siéndolo con diversos titulares desde 1983. Visitas como del pasado sábado fson de las más llamativas, puesto que lugares como el Monasterio de Santa Clara no se abren al público todos los días. Es por ello que esta iniciativa cumple una función muy importante dentro de la población cuellarana, en cuanto a la transmisión de conocimientos, de su historia y de todo lo que concierne a la villa. ‘Con el patrimonio, puntualmente’, volverá con seguridad el verano que viene, con la misma predisposición y llenando las plazas en cada visita.

Compartir