Raquel García – Fortaleza mental

69

Todos hemos visto deportistas con una genética envidiable para la práctica deportiva, con un gran talento pero que con el tiempo se han ido diluyendo. Deportistas que entrenaban, que se esforzaban, pero, quizás, les faltaba algo esencial, el componente mental que puede mostrar el camino para llegar a ser un campeón o no serlo.

Fortaleza mental que se puede y debe entrenar si quieres lograr metas importantes en el campo deportivo. Podemos pensar que la técnica, la táctica y la preparación física son suficientes, pero hay ejemplos que nos indican que esto no es cierto. Ha habido deportistas que no han llegado por no aguantar la presión y otros que no se han mantenido por lo mismo. Un deportista demuestra su fortaleza mostrándose estable emocionalmente, cuando establece un orden para realizar su trabajo, lleva una planificación y la cumple, así como mantiene un equilibrio en su vida personal.

Alguien es fuerte mentalmente cuando es capaz de sacar conclusiones tanto en las derrotas como en las victorias, cuando no se buscan excusas, ya que estas siempre bloquean la progresión de los deportistas. El reconocimiento de errores y el análisis de fortalezas harán que el deportista mejore. Quien siempre busca la responsabilidad en el otro no mejorará. La fortaleza mental transforma el error en un componente que ayuda para mejorar y no ve solo el fracaso. Esta no es solo propia de la competición, lo es también del entrenamiento ya que si entrenas concentrado jugarás del mismo modo.

Hay una frase que la he escuchado cientos de veces cuando jugaba, como entrenas juegas, y esto es así en el noventa por ciento de la veces. Eres fuerte mentalmente cuando no te derrumbas en el corto plazo porque tienes claro el objetivo final de tu trabajo. Por tanto la paciencia es un elemento esencial, cuantos deportistas jóvenes se quedan en el camino por no saber esperar. Esta fortaleza mental se compone también de una dosis importante de sacrificio y trabajo duro. Nadie dijo que el triunfo elija un camino fácil.