Tolerancia

72

Señora directora:

Es cierto que mucho se ha escrito y comentado acerca de la colocación de cierta escultura en los enclaves de la calle San Juan y tantas posiciones a favor y en contra han llegado a nosotros que el tema ha tocado cierta popularidad llegando incluso a las cadenas de televisión nacionales.

¿Creéis que son lógicos estos debates en pleno siglo 21? Porque yo creo que el progreso y avance de la sociedad radica en eso, en la libertad de expresión de todos pero también en la tolerancia hacia ideologías distintas a la de cada uno.

Esto también se ha visto reflejado en el acto protagonizado por Vox en nuestra ciudad este pasado Domingo, donde las redes sociales ardían entre partidarios y detractores midiéndose cara a cara por cuál de ellos es mejor o peor. Señores y señoras la democracia no es más que esto, defender pensamientos pero dejar que otros compartan los suyos sin tener que echar por tierra e imponer ninguno.

Ni la estatua del diablillo representa el mal, ni Vox debe ser erradicado por su ideología, tan solo saber mirarlos y reconocer las diferencias que son inherentes a la naturaleza humana, religiones o maneras de ser y o actuar de cada uno, ya que esto es la actitud fundamental para la vida en sociedad.

David Vidal Redondo