Pablo Martín Cantalejo – “Menudencias” importantes

56

Una noticia buena que llega al fin, después de mucho tiempo de esperar la solución. Decididamente el Ayuntamiento tiene ya “todos los poderes” para acondicionar las torretas de la antes llamada Cárcel Vieja, así como su portada, cubiertas con redes para evitar su mayor deterioro. Ahora cabe esperar que la climatología permita el inicio de las obras, y que estas sean rápidas.

Al tiempo, otras obras se vienen solicitando por grupos de la oposición, a las que ya en varias ocasiones nos hemos referido en estos comentarios, aunque sin resultado positivo, claro está, como era de esperar.

De una parte está la petición de que se mejore la red de aseos públicos en la ciudad. Yo pregunto si es que existe esa red, porque lo que hay son, que yo recuerde, solo cuatro instalaciones de este tipo: Jardín Botánico, parking del Acueducto, parking de la antigua avenida de Fernández Ladreda y Plaza Mayor, aunque éstos prácticamente inhabilitados para buen número de personas con alguna discapacidad. El parking de la antigua avenida de Fernández Ladreda tiene unos indicadores, en el exterior, donde hay que adivinar que una señal con dos figuras indica un WC; luego, en el interior hay que ir en una u otra dirección, porque no hay nuevo indicador; todo da la sensación de que no se quiere que se utilice por “ajenos” al parking. El resto de aseos pertenecen a centros como el de Recepción de Visitantes, Estación de Autobuses, Renfe y alguno más que no recuerdo.

En lo que hay que pensar, ante la continua avalancha de visitantes de todas las edades (en buen número mayores) es en ubicar una serie de aseos higiénicos públicos en lugares accesibles. Alguna vez he hecho referencia al interés que en este aspecto existe en algunas ciudades turísticas europeas. Recuerdo que en una de ellas se dispone de planos donde únicamente se especifica la ubicación de los numerosos aseos públicos existentes.

No estaría mal, en nuestra ciudad, pensar en la Bajada de la Canaleja, bajo la Calle Real; instalar un pequeño edificio en la plaza de la Alhóndiga adosado a alguna pared o bien en el Paseo del Salón, con acceso por la bajada de la Puerta del Sol: a mano derecha, en un espacio muy oculto del jardín, se podría hacer una caseta forrada de madera, al estilo de la que allí existe para albergar herramientas destinadas a la jardinería. Y, claro está, con una adecuada señalización “WC” en la Calle Real. Sin olvidar, insisto, la necesidad -tan ignorada y “despreciada”- de colocar unos aseos portátiles en la explanada para autobuses frente a la rotonda de Sancti Spiritus.

No podemos descartar la posibilidad de poner un pequeño canon para el uso de algunos aseos, lo que al tiempo podría servir para recompensar a alguna persona que pudiera encargarse de su vigilancia y limpieza.

Tenemos, de otro lado, la también petición de que se revisen y mejoren los pasos de peatones. Cuestión muy necesaria, por supuesto, dado que, como se asegura, no vale pintar con las correspondientes señalizaciones y avisos, sino que es preciso conservarlo todo y actualizarlo, antes de que el uso acabe por borrar todas las señales, como está ocurriendo. Pero es que también es necesario revisar muy detenidamente la ubicación de algunos de estos pasos, que en su situación actual pueden ayudar a provocar accidentes, aparte de que bueno sería estudiar la necesidad de algún otro semáforo, aunque fuera para pulsar, muy especialmente en el paso de peatones que facilita acceso a la estación de Autobuses, muy frecuentado y a la vez muy peligroso, por la falta de atención de algunos conductores, que no acostumbran a observar que si hay un vehículo parado ante el paso, algo está ocurriendo. Hay muchos que se lanzan indebidamente y ahí está el atropello.