Manuel Fernández Fernández – “Conoce Segovia en deportivo”

154

Con el expresivo titular de “La Concejalía de Deportes de Segovia está pidiendo cambio”, el conocido preparador nacional de atletismo, y candidato por Centrados a dicha concejalía, José A Manrique Arribas, conocedor por vivirlo día a día, por su entrega a la enseñanza del atletismo, habla de la deficiente gestión que esta Corporación Municipal ha realizado.

Comenta que la utilización por los clubes de las instalaciones deportivas, que eran gratuitas, ahora la pagan, que no se construyen instalaciones deportivas, y las reparaciones son chapuzas, siendo el mismo el dinero que llega de Madrid o Valladolid; que no cumplen con el prometido módulo cubierto, han suprimido la popular prueba atlética “Milla urbana J. Luis Herrero”; pregunta por los premios del I.M.D.; cuenta que los atletas que con tanto cariño y orgullo de segovianos representan nuestro deporte, han de comprarse las camisetas y poner “Segovia” en ellas; que los Juegos Escolares van decayendo, que la formación deportiva apenas funciona, que se echan de menos instalaciones deportivas como otro pabellón polideportivo, otros campos de fútbol de hierba natural y artificial, cierre de gradas en el Estadio Municipal “La Albuera”, cubrición de las pistas de tenis, remodelación del velódromo de Madrona, adaptación de instalaciones para deporte inclusivo…

Así mismo Manrique añora un Centro de Alto Rendimiento, que Segovia necesita y merece con instalaciones para medicina deportiva, salas de musculación, fisioterapia, conferencias, piscina olímpica, residencia de deportistas…, como así mismo echa en falta una Casa del Deporte adecuada al número de federaciones, clubes y deportistas, advirtiendo, por cierto, que el número de clubes está decreciendo.

Termina Manrique ofreciéndose con “Centrados”, como alternativa a tan pobre gestión: “gestión del día a día, pero con mucha foto”.

Y es aquí, en el último punto tocado por Manrique, donde yo quiero opinar, pues desde que se cerró la Casa del Deporte que antaño funcionó en, creo recordar que el número 12, de la avenida del Padre Claret, que tanto utilicé como director y profesor de cursos y como deportista federado, no ha habido nada o se han cedido casetas pequeñas y distantes en las que no va “ni el tato”, recordando con nostalgia aquella sede tan cercana al Azoguejo, que acogía, algo apretado, pero con buena sintonía, a federaciones y delegaciones, clubes, salita de reuniones, de proyecciones, y algunos despachos para directivos, en los que se daban cursos, programaban actividades, proyectaban documentales o diapositivas de las actividades, diligenciaban fichas federativas, guardaba documentación, bibliografía y material, y en algunas vitrinas se guardaban libros y revistas y se exhibían trofeos, banderines y recuerdos. Todo esto era totalmente imposible en la caseta últimamente cedida, antigua oficina informativa de turismo, que además de perdida en extrarradio, era como la de los enanitos de Blancanieves, en que había que guardar turno para hacer alguna gestión. Desde estas páginas me adhiero a la petición de que el Consistorio facilite alguno de sus inmuebles sin uso, sitos en zona céntrica que invite a reunirse y salir de las federaciones o clubes, no en un oscuro y frío descampado.

Pero lo que más me ha movido a poner estas letras ha sido la entrevista que en estas mismas páginas de “El Adelantado”, páginas de deporte, se hace al dimitido presidente del Club Segovia Futsal, que se marcha por razones laborales, y sale lamentando la escasa ayuda recibida por su club. Este club, heredero y continuador de los que hicieron que Segovia fuese cuna y referente mundial de este deporte balompédico, teniendo que decir, un hombre que tanto vive este deporte, que “A nivel de estructura del club facilitaría mucho las cosas el descenso a segunda”…Tener que, por falta de apoyos y ayudas, desear descender y militar en segunda el club representativo de la Segovia pionera del fútbol sala, que se imponía a los hoy intratables, por disponibilidad económica, Barça, Pozo de Murcia, Movistar Ínter, Osasuna Palma…y que tiene todos los posibles trofeos.

Esta penuria económica y la ausencia de colaboración propicia malestar y desavenencias que pasan a enemistar a los que, como ellos mismos dicen, “no se ha hecho más que trabajar, trabajar y trabajar para que este club no desapareciera”. “Nosotros hicimos frente a la deuda que se tenía con la LNFS y luchamos incansablemente para que en cuatro años volviéramos a la élite. Seguimos en la decisión de dejar la dirección de este club para que muchos de los que, desde la barrera hablan, den un paso adelante y continúen para que no desaparezca este maravilloso deporte”…”El club siempre ha reconocido públicamente los retrasos en los pagos a los jugadores, debido a que no se han ingresado las cantidades pactadas en tiempo, tal y como se acordó en un principio de temporada” .

¿Sería tan difícil, caro o problemático que las instituciones segovianas, y recabando de las autonómicas y nacionales, comercio, industria, y personas pudientes amantes del deporte y de la patria chica, como agradecimiento por lo que aportan los clubes al nombre e incluso la economía local, y los buenos ratos para los aficionados, se entendiesen y acordasen aportar su granito de arena que hiciese el montón necesario para que este club, hoy renqueante, pero banderín de los colores segovianos en las canchas del fútbol sala, pudiese seguir compitiendo en la categoría de oro nacional?

A alguno se le debería caer la cara de vergüenza viendo cómo Nava de la Asunción, un pueblo segoviano de 3.000 habitantes, con afición, amor al pueblo, y varias pequeñas aportaciones, lideradas por Viveros Herol, tienen su equipo de balonmano en la categoría de honor plata, y fundadas aspiraciones de hacerlo en la de oro nacional.

Aquí hay, como decía Manrique, mucho acto protocolario, mucha recepción a esforzados deportistas que dan nombre a la ciudad, mucha foto, que parece que son los munícipes los que reciben los premios, pero escasa aportación a su mantenimiento.

Es justo y necesario que Segovia esté en las rutas del románico, teresianas, machadianas, amigas de la infancia, de alhamas hebreas, del buen yantar con el cochinillo por bandera…, pero el importante mundo del deporte también tiene su corazoncito y sus exigencias, y Segovia tiene que aspirar por pundonor y renombre a figurar en las quinielas nacionales con su emblemática Gimnástica Segoviana, con casi un siglo de existencia, llevando el buen nombre y el pundonor por los campos de la división de “casi” bronce, pero con ganas y merecimientos de hacerlo en la Segunda Nacional, y este representante del sala que se debate entre su tradicional renombre y la depauperada economía, el Segovia Futsal que para seguir existiendo recurre a su descenso…

Menos actos protocolarios, menos autobombo, menos fotos, y mayor aportación, apoyo y responsabilidad, que también se pueda decir y se diga “Conoce Segovia en deportivo”.