M. F. Fernández – Otro bofetón judicial al Gobierno socialista segoviano

102

Como ciudadano que paga, aunque no religiosa ni placenteramente, si puntualmente, los elevados impuestos municipales de la ciudad de Segovia, y en aras de la tan alegada, cacareada y mal interpretada libertad de expresión, puedo manifestar y manifiesto mi malestar por un nuevo revés, un nuevo bofetón judicial, recibido por el ejecutivo municipal socialista segoviano, que recaerá sobre el erario público, que es el tuyo y el mío y el de toda la ciudadanía segoviana. Y es que los ciudadanos no podemos ver tan frecuentes pleitos, y tan habitualmente perdidos, como si no va con nosotros, es que somos los “paganos”, y es que, como diría el ex ministro, ya “manda huevos”.

Como la alcaldesa culpa a la oposición municipal de todo y le achaca que, cumpliendo su justa y necesaria misión de censora, esté haciendo campaña electoral, quiero advertir que no tengo pensado presentarme a ningún cargo político, y por ello no tengo más interés que el buen funcionamiento de mi consistorio, labor que por delegación tiene la oposición en ese Ayuntamiento.

Es el caso que la penúltima, y digo penúltima, porque ya empieza a amenazar la siguiente, que tampoco es de esperar que sea la última, que aquí, por lo de “disparar con pólvora del rey”, se tienen en cadena, última por ahora sentencia condenatoria se refiere a la obligada expropiación de terrenos en la zona del “megalómano” y dubitativo CAT, de tan elevado y pretencioso proyecto como, aunque no lleguemos a saber su costo, sí sabemos que muy millonario. El neo pleito que ya anda pidiendo paso será el de acordar la cuantía a pagar por la obligada expropiación. ¡Manda mogollón de huevos!
Para curarse en salud y con intención de que la oposición no haga leña de tanto árbol caído, la alcaldesa achaca el comentario y crítica de tan frecuentes errores, y de tan funestas consecuencias, a un afán electoralista, pero a quienes no estamos en el proceloso mundo de la política sólo puede movernos la defensa de nuestra economía y comprobar que se administra honesta y eficazmente.

Lo que más me choca ante tan frecuentes errores, y tan frecuentes varapalos, que caen como las fichas de dominó alineadas, no sólo no dimita nadie, sino que el Secretario General del PSOE segoviano, Sr. Aceves, diga que el PP no sabe lo que es dimitir, cuando en el PP, lamentablemente han dimitido varios altos cargos culminando con el presidente Rajoy que tras levantar al país del caos que dejó Zapatero, dimitió de la presidencia de su partido y abandonó la política, para que, vía pacto con los enemigos de España, accediera a la presidencia el Sr. Sánchez, que sí parece desconocer el concepto dimisión, ante tanto error, tanto derroche, tan nefastas compañías, y tanta duda que debería aclarar en las bancadas del Parlamento.

Sería muy bueno para el país y para la ciudadanía que buen porcentaje de nuestros políticos actuales aprendiesen y pusiesen en práctica el significado del verbo dimitir, que si los medios no estuvieran en manos de quienes los manejan, nos informasen de tan frecuentes y graves casos de corruptos, nos sorprenderían y harían repetir, y tripitir, los “manda huevos” y “vaya tropa”…
Pienso que tanto bofetón judicial, tanta obra mal realizada y repetida, tanto contrato fallado, tanto dinero devuelto, tanto plazo incumplido, y tanto proyecto megalítico innecesario, bien justificaría alguna dimisión.

En fin, que los segovianos que ya tenemos muy abultados impuestos vemos alarmados cada sentencia y cada juicio en que tan frecuentemente anda nuestro consistorio, pues sabemos que antes o después se nos pasará su costo.