Laura López – Espíritu navideño

48

Suenan cascabeles y canciones navideñas por doquier, las calles se llenan de luces y los grupos musicales montan sus instrumentos y afinan sus voces: queda, oficialmente, inaugurada la temporada navideña.

Nosotros no íbamos a ser menos, nada alegra más que recorrer las calles de tu pueblo llenas de luces y decoradas con un espíritu navideño que traspasa hasta la médula. En nuestro caso este año nos hemos superado; tanto comercios como vecinos se han esforzado en hacer que la Navidad tenga un toque mágico y acogedor, así como todos aquellos grupos que aderezan con acordes los centros y lugares de ocio del municipio. Quizás nosotros no tengamos en concierto a una gran orquesta, pero un año más hemos podido acompañar, a ritmo de palmas, a los músicos de nuestro municipio en el tradicional Concierto de Navidad de nuestra banda (y parecía que este año nos íbamos a quedar sin él). Mientras, en casa, seguiremos preparándonos a ritmo de pandereta y polvorón, con anuncios que nos recuerdan lo sano que es saber reírse o la importancia de pasar tiempo con aquellos que verdaderamente nos importan.

Es tiempo también de recordar a los que ya no están, a los que este año nos miran desde arriba y nos acompañan de otra forma, pues la Navidad es una excusa para pasar tiempo entre familia y amigos, ya sea en casa o fuera de ella. Es, también, la época de festivales y actos en los que diversos grupos nos regalan su talento para dejarnos llevar por ese espíritu navideño del que tanto se habla. En El Espinar, la Navidad la hacemos entre todos, organizando y acudiendo a los actos y festivales benéficos que entre vecinos se preparan con cariño e ilusión para terminar deseando a su público una ¡Feliz Navidad!