Elisa Yagüe – Corpore sano

70

Las hojas se desperezan en las ramas. Ranas, grillos y aves son la banda sonora de estos días de largas horas de luz. Es primavera, hace buen tiempo y apetece estar en la calle. Es el momento: activémonos y hagamos deporte como lo harán cientos de alumnos de IES María Zambrano y el CEIP Arcipreste de Hita, saliendo a las calles de El Espinar, el próximo miércoles 8 de mayo, día elegido para celebrar el Día de la Educación Física en la calle.

¿Quién duda de los beneficios de la actividad física? ¿Quién no cita a los clásicos y su “men sana in corpore sano”? Pero, ¿hasta qué punto es importante la actividad y la educación física? En los bebés es fácil observar que los logros cognitivos suelen darse después de un logro físico; en los mayores, que un buen paseo mejora el ánimo. Nuestro cuerpo está pensado para la acción, para buscarse la vida y luchar por ella. Hoy en día conseguir comida no requiere mucho esfuerzo físico, y sin embargo, el cuerpo nos pide esa actividad, la necesita. Y ahí entra la Educación Física que nos guía en el conocimiento de cómo funciona la actividad motora del cuerpo, nos ayuda a conocer sus límites, nos propone rutinas saludables y nos invita a disfrutar de su energía y posibilidades. Además, al educar el cuerpo, también se educa la mente -que cuerpo es- en valores importantes para la vida: esfuerzo, superación, cooperación o empatía.

Por cierto, la actividad física se puede realizar en compañía, permitiéndonos pasar tiempo con otras personas. Así pues, ¿qué tal si nos activamos el próximo miércoles, a la una, en la Corredera, con una multitudinaria clase de zumba? Será divertido, sano y alucinante. ¿Nos calzamos las deportivas?