Daniel Vera – Pizarras y Palacios

612

Hablando el otro día con un buen amigo, coincidíamos en el grave error que se ha cometido históricamente con el palacio de Valsaín, él me decía que era imposible explicarle a una persona que no sea de este país, que existe una ley que regula y protege el Patrimonio, viendo su estado.

Pese a que junto con los palacios de La Granja y Riofrío, fue declarado Bien de Interés Cultural, en 1931, lo cierto es que ha sido el que menos suerte ha tenido.
Desde el incendio que se produjo en su estructura en 1686, sufrió un paulatino despoblamiento, y pese a que fue el lugar donde se situaron los talleres para las obras del Palacio de La Granja, los deficientes arreglos que se realizaban en sus estructuras sumadas a las inclemencias meteorológicas de la zona, deterioraban y deterioraban a pasos agigantados, así, las ilustraciones de Fernando Brambilla, nos muestran que en el último cuarto del S. XVIII el estado de ruina comenzaba a ser más que evidente, manteniéndose únicamente en un gran estado de conservación la Torre Nueva. Uno de los episodios más graves, fueron los rodajes de algunas superproducciones de Hollywood en donde el fuego real sobre el monumento fue un hecho, como en la película la ‘Batalla de las Ardenas’, de 1965, con Henry Fonda, entre los principales actores.

Es increíble, que el edificio que fue el patio de juegos de uno de los reyes más destacados de la monarquía española, Felipe II, para el que utilizó a grandes arquitectos como Gaspar de Vega, y el primer lugar en el que sabemos que se utilizaron los tejados de pizarra en la península, importados de la zona de Flandes, que actualmente tiene un legado tan importante en la arquitectura española, se haya visto en este estado de total abandono.

No dejemos que se pierda un testimonio tan importante de nuestro pasado.