Beatriz Escudero – Año de elecciones

59

2019 es un año político. El último domingo de mayo, todos los españoles elegiremos a nuestro alcalde, a nuestros representantes en los parlamentos regionales y a los parlamentarios europeos. Cada una de estas votaciones son importantes, porque lo que votemos o a quien votemos defenderá unos valores, unas ideas, unos proyectos con los que nos identificamos y realmente creemos que son los mejores para solucionar los problemas, para progresar como personas y como país.

Todos los partidos políticos han puesto en marcha sus motores para la próxima contienda electoral y aunque faltan algunos meses, el reloj ha empezado ya la cuenta atrás.

De todos los partidos que se presentarán a las municipales en Segovia capital, sólo dos han dicho a los segovianos quién será su candidato a alcalde. Sólo el PP y el PSOE. Los demás deben estar buscándolos todavía. El partido socialista, que mantiene a la actual alcaldesa, lleva gobernando en Segovia 15 años. Esto empieza a parecerse a la Junta de Andalucía. Se necesita un cambio en Segovia, eso que tanto se dice ahora que se abran las ventanas y entre aire fresco.

Y eso es lo que ha hecho el Partido Popular. Traer aire fresco. Ha designado como candidato para trabajar por todos los segovianos a una persona joven pero con mucha, mucha experiencia. Una persona que sabe perfectamente cuáles son los problemas de Segovia, no sólo porque los viva día a día, sino porque ya estuvo 8 años en el Ayuntamiento trabajando desde la oposición para darles solución. Una persona que se retiró unos años de la vida política para ahora volver con toda la fuerza e ilusión a defender nuestros valores y a abrir las ventanas de Segovia para que entre otro aire y avance como se merece. Esta persona es Pablo Pérez, el futuro alcalde de Segovia.


(*) Diputada por Segovia