Ángel Galindo – Presupuestos participativos: un avance y mucho que mejorar

58

Durante la campaña electoral de 2015, desde IU proponíamos que no queríamos gobernar por delegación, sino con participación. Nuestro objetivo era involucrar a la ciudadanía en la política municipal lo máximo posible. Siempre hemos defendido que la democracia es algo más que ir a votar una vez cada cuatro años. La participación ciudadana es un eje vertebral y trasversal de nuestro programa, que se fundamenta en el convencimiento de que, a mayor participación, mayor democracia. Una de las herramientas para conseguirlo era realizar lo que se conoce como presupuestos participativos. No era una propuesta innovadora, ni mucho menos, ya que es algo que hemos defendido desde hace muchos años.

Cabe exponer unas cuantas reflexiones en lo referido a esta primera experiencia en la ciudad de Segovia. Las excusas para no elaborar presupuestos participativos hasta ahora han sido múltiples, desde que el equipo de Gobierno ya se reunía con asociaciones de vecinos para conocer sus demandas a que no se creía que la gente fuese a participar. Pues bien, está claro que un proceso de este tipo es mucho más amplio que reunirse con las asociaciones (que es algo bueno). Sin apenas información, se recibieron más de 100 propuestas, lo que demuestra que si se facilitan canales de participación la gente los usa. Solo hay que crearlos y fomentarlos.

Para realizar unos presupuestos de este tipo existen muchas fórmulas que se deben adaptar a las características de cada municipio. En este proceso se han puesto en evidencia muchas cosas que hay que mejorar. Algunas no son fruto de la novedad o la inexperiencia, sino de las prisas. La falta de tiempo y recursos ha sido el gran problema. Ha habido mucha precipitación, ya que esto no estaba en la agenda del equipo de Gobierno, y los plazos han sido cortísimos. La dotación económica para publicitar el proceso, para realizar reuniones abiertas en los barrios… no ha sido suficiente.

No solo ha habido poca información para realizar las propuestas, sino también para fomentar la participación en las votaciones. La mayoría de los segovianos no se ha enterado de este proceso, lo que ha derivado en una escasa votación. Las políticas de participación suponen una inversión por parte del Ayto, y este no ha usado más que los canales de los medios de comunicación. Solo ha habido tres días desde la anunciación de los proyectos (sobre los que apenas había explicaciones) hasta la votación. Es decir, el voto ha sido un poco a ciegas.

Estos presupuestos participativos también han puesto en evidencia la falta de inversiones que ha sufrido la ciudad debido al pago sentencias millonarias, que han lastrado la capacidad inversora de la ciudad. Por ejemplo, una de las propuestas, hace referencia al cambio de tuberías de fibrocemento, algo que no debería ser una opción sino una obligación para el Consistorio. La pregunta es si el Ayto no va a acometer esta medida por no haber sido la opción ganadora, cuando es algo fundamental. Por otro lado, se han aceptado propuestas que ya estaban aprobadas en Pleno, como la de crear ciclocarriles y poner aparcamientos para bicicletas, algo que se acordó a través de una moción de IU en 2015.

De cara a realizar los próximos presupuestos, además de tener en cuenta todo lo mencionado, sería importante agrupar las votaciones de otra forma, ya que es complicado enfrentar propuestas de temas tan dispares como movilidad, accesibilidad, salud pública, etc. También sería interesante tener mecanismos correctores para que no salgan beneficiados unos barrios más que otros.

En cualquier caso, siendo la primera experiencia y con todas las pegas que ha podido haber, creemos que es un avance que se hayan realizado estos presupuestos. Se ha demostrado que la gente tiene ganas de participar, y la presión de las asociaciones de vecinos ha hecho que el equipo de Gobierno haya tenido que realizarlos. También habrá influido que en mayo hay elecciones municipales. En cualquier caso, ya no hay marcha atrás, y esperemos que hayan venido para quedarse. Por nuestra parte seguiremos insistiendo para que esto sea así.
——
(*) Portavoz de Izquierda Unida en el Ayto de Segovia.