A quien corresponda

133

Señora directora:

Ahora que tanto se habla
de la estatua de un diablo poner
en la calle de San Juan
a todos les digo yo:
dejen las cosas tal cual
que muchos años llevamos
viéndolo como está.

Dicen que por la leyenda…
pero el diablo quedó mal,
pues una piedra faltole
para el Acueducto acabar.

El alma pidió a una joven
ella no dudo en pactar
si hacía un conducto de agua
antes del sol asomar.

Un rayo de sol asomó
antes del diablo acabar,
perdiendo la apuesta hecha
y la joven su alma salvar.

Yo creo que está bien como está,
dejen la Virgen que hay
y al diablo en su lugar
creo que los segovianos
contentos se quedarán.

Preocúpense de otras cosas
que hagan falta en la ciudad;
trabajo para los jóvenes,
casas para quién no tenga,
educación, sanidad, pensionistas,
que la ciudad responda
ser Patrimonio de la Humanidad.

llave