El Adelantado de Segovia
Segovia, domingo 24-09-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Última Página
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

ÚLTIMA PÁGINA
La oca marca el camino
El tradicional juego de la oca podría ser un mapa en clave de la ruta jacobea o de una mucho más antigua, el Sendero de Jano.
Daniel G. Rojo  - Valladolid | 16/02/2010
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
30/08/2017
El camino inglés
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Debe prohibirse el uso del embalse de El Pontón como zona de baño?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos
   3 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
ultima(142).jpg
  Tablero del juego de la oca, perteneciente a la Fundación Joaquín Díaz. / Ical

Desde que se popularizara en Francia e Italia en los siglos XVII y XVIII, el juego de la oca se ha identificado con la propia vida del ser humano, llena de pruebas y dificultades, recompensas y atajos, como los que pueblan las 63 casillas del tablero. Los investigadores y especialistas en la tradición también han ido más allá, al asociar el juego de mesa con los templarios, los saberes arcanos, el tarot y las fuentes esotéricas o el propio Camino de Santiago, en el que se dan cita, en su vertiente más mágica, los anteriores elementos.
“En el juego de la oca, como en la vida y en el Camino de Santiago hay un peregrinaje, un recorrido que se hace, o se hacía, una vez en la vida y que llevaba a la gente a reconvertir su existencia, a cambiar de hábitos y entrar en un mundo nuevo”, relata el etnógrafo zamorano, afincado en Urueña (Valladolid), Joaquín Díaz, para quien “siempre se ha unido el Camino, que tiene muchos lugares que se refieren a las ocas, con el juego”, aunque no haya una razón “clara” para ello.
Sin embargo, el arquitecto e investigador lucense Carlos Sánchez-Montaña, especialista en la arquitectura romana de la época de César Augusto y en el trabajo de Agripa y Vitrubio, sí está “convencido” de la claridad de esa conexión, que entronca el juego de la oca con el Camino de Santiago... o, según sus teorías, más bien con la ruta que lo precedió y de la que hoy apenas queda constancia en la sabiduría popular: el camino de las estrellas, de la Vía Lactea, del dios romano Jano, del celta Lugh o del sumerio Anu, en definitiva, del conocimiento y la iluminación.
“Según mi interpretación, el tablero es una carta geográfica, lo que hoy podemos entender como una guía de viaje, que permite realizar el antiguo ‘Callis Ianus’, el Sendero de Jano”, explica a la agencia Ical Sánchez-Montaña, convencido de que esta ruta, que unía Oriente y Occidente, Asia Menor y Finisterre, ya se conocía en la cultura sumeria hace 6.000 años, y posteriormente “en la egipcia y en la celta”.
Una vez que Roma controla prácticamente el mundo conocido, hacia el siglo I. a. C, César Augusto y su hombre de confianza, Marco Vipsanio Agripa, “ponen en valor” la antigua ruta, una línea recta que une Éfeso con el cabo de Touriñán, el extremo más occidental de la Península Ibérica, pasando por Roma.
Así, el general Agripa, “a través de un conocimiento cartográfico, matemático y arquitectónico del territorio”, basado “en las normas de Vitrubio”, diseña “el decumanus más grande del imperio”, cuya calzada todavía se conserva en puntos de “Cataluña, Galicia, Navarra o Castilla y León, en esta última concretamente en la provincia de León”, señala el arquitecto lucense.
En la antigua Hispania, el ‘Callis Ianus’ comenzaba en el Cabo de Creus (el punto más oriental de la Península Ibérica) y terminaba en el ‘Ara Solis’, el altar del sol, de Touriñán, tras pasar por la ciudad sagrada de Augusto, Lucus Augusti, la actual Lugo. En total, y según la matemática de Vitrubio aplicada por Sánchez-Montaña, la ruta estaba compuesta por “63 etapas de 15 millas cada una”, que se corresponden “con las 63 casillas del juego de la oca”.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |