El Adelantado de Segovia
Segovia, sabado 25-11-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Provincia
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

VALLERUELA DE PEDRAZA
Lágrimas por Lorena Enebral
Conmoción en Valleruela de Pedraza por el asesinato de la cooperante, que trabajaba en un hospital de Cruz Roja de Afganistán
Guillermo Herrero - Segovia | 11/09/2017
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
16/11/2017
Un nuevo pabellón para los segovianos
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
03/11/2017
El otro proceso (I)
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Considera que las medidas de reodenación de tráfico junto al Acueducto serán eficaces para proteger el monumento?
si  no  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
4,4 puntos 4,4 puntos 4,4 puntos 4,4 puntos 4,4 puntos
   10 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
8-2(82).jpg
  Lorena Enebral, trabajando como fisioterapia. / El Adelantado

En el día grande de las fiestas de la Virgen del Amparo, Valleruela de Pedraza lloró ayer por el asesinato en Afganistán de Lorena Enebral Pérez, considerada “una más del pueblo”, si bien residía habitualmente en Madrid.
La noticia impresionó al vecindario tanto por el dramatismo del suceso como por el momento en que se conoció, justo cuando la Virgen del Amparo iba a ser trasladada de la iglesia a su ermita, en una pintoresca procesión que cada año atrae a más público. Una llamada de teléfono informó a los padres de la fisioterapeuta, presentes en la procesión, de lo acontecido en Mazar-i-Sharif, al norte de Afganistán. La apresurada marcha de la fiesta de los más cercanos familiares de la fisioterapeuta hizo comprender al resto del pueblo que algo funesto había ocurrido. Corrió rápidamente la noticia. Y, al final de la procesión, ya en la ermita, el sacerdote rezó un responso por Lorena, entre lágrimas de muchos de los presentes.
Mientras, las agencias de noticias informaban que una cooperante española, que trabajaba para Cruz Roja en Afganistán, había muerto tras ser tiroteada por un paciente en silla de ruedas. Tras el ataque, en un centro ortopédico de Mazar-i-Sharif, la sanitaria fue conducida a un hospital de la base militar de la OTAN.
France Press anunciaba además del arrestro de dos personas por el ataque, uno de ellos el supuesto autor de los disparos, de 21 años, que era paciente habitual del mencionado centro. “Había escondido la pistola en la silla de ruedas que utilizaba para disparar a la víctima”, relataba un portavoz de la Policía, Shir Jan Durrani.
En Valleruela de Pedraza se mostraban estupefactos ante la información aparecida en las páginas web de los principales diarios nacionales. “Es increíble; te quedas sin palabras”, señalaba el alcalde, Gregorio Enebral, primo segundo de los padres de la asesinada.
“Era una chica muy buena, se desvivía por ayudar a la gente”, agregaba el regidor, quien recordaba que el pasado año sí acudió a las fiestas de la Virgen del Amparo. Su presencia nunca pasaba inadvertida, pues era colaboradora habitual de las actividades que se desarrollaban en el pueblo.
El Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) indicó ayer a la agencia Europa Press que Enebral llevaba en Afganistán desde mayo de 2016, y trabajaba en un centro de rehabilitación gestionado por dicho organismo al que acudían hombres, mujeres y niños que habían perdido sus brazos o piernas, o que sufrían algún tipo de discapacidad.
La labor de rehabilitación que realizan los trabajadores del CICR en Afganistán consiste en ayudar a personas que han sufrido una amputación o que padecen alguna otra discapacidad para que puedan llevar una vida activa. Los siete centros de rehabilitación del CICR fabrican más de 19.000 miembros artificiales y otros dispositivos ortopédicos por año, y atienden a miles de pacientes
“Lorena, con toda su energía y alegría, era el corazón de nuestra oficina en Mazar. Hoy estamos devastados”, declaró la jefa de la delegación del CICR en Afganistán, Mónica Zanarelli, que recordaba a la finada como “una fisioterapeuta competente y atenta que prestaba asistencia a los pacientes, especialmente a niños”. “Las violentas fluctuaciones de la vida hoy nos parecen especialmente crueles”, añadió. Desde el CICR se quiso también destacar ayer que sus colegas la recuerdan “por su gran sonrisa y su actitud radiante, y como una profesional dedicada a su trabajo y a los pacientes”.
Con Valleruela de Pedraza en estado de shock, la corporación municipal decidió, en la tarde de ayer, colocar crespones negros a todas las banderas colocadas en el balcón del Ayuntamiento, en una simbólica demostración del duelo que envuelve a todo el pueblo. Las banderas permanecerán con el crespón hasta el miércoles.

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |