El Adelantado de Segovia
Segovia, jueves 21-09-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Provincia
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

SAN CRISTÓBAL DE LA VEGA
Silencio por un hombre bueno
San Cristóbal de la Vega llora la muerte de Julián F.G., que se empeñó en dar vida al pueblo y que murió esta semana en un trágico suceso cuyo presunto autor es su propio hijo
M. Galindo - San Cristóbal de la Vega | 10/09/2017
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
30/08/2017
El camino inglés
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Debe prohibirse el uso del embalse de El Pontón como zona de baño?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
0 puntos 0 puntos 0 puntos 0 puntos 0 puntos
   0 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar

El grupo público de Facebook ‘San Cristóbal de la Vega, Segovia’ cuenta con 264 miembros, cifra que triplica la población del pequeño municipio situado a casi 60 kilómetros de la capital integrado en lo que otrora fuera un importante nudo de comunicaciones entre el norte y el sur de España al estar ubicado en el corazón de las antiguas rutas de carretería que vertebraban el país. En los últimos días, muchas de las fotografías que ilustran las entradas llevan un crespón negro junto a la fotografía de un hombre cuyo rostro expresa bonhomía y serenidad, y acompañando a las fotos, textos muy sentidos en los que se lamenta su pérdida ocurrida a principios de la semana.
En todas las entradas se glosa el carácter afable y comunicativo de Julián F.G. un profesor de dibujo jubilado que tenía en San Cristóbal de la Vega su casa solariega a la que acudía puntualmente los veranos y las fiestas desde Madrid para pasar el verano y cualquier puente festivo. En ninguna de ellas se mencionan las tristes circunstancias en las que perdió la vida, fruto de la presunta agresión a manos de su hijo, que convivía con ellos, y que el pasado jueves pasó a disposición judicial tras ser detenido en la madrugada del martes como presunto autor del parricidio que acabó con la vida de su padre.
El silencio y la discreción, fruto de un más que probable pacto tácito entre los vecinos, son el denominador común en el pueblo desde que se conoció la noticia. Las calles vacías y los pocos vecinos que se asoman a la puerta rehúsan dar cualquier explicación sobre el suceso y sobre la peripecia familiar pero se deshacen en elogios sobre la figura del fallecido, un hombre muy querido y entregado a la colaboración con cualquier tipo de iniciativa cultural organizada en el pueblo.
“No me saques”. “No puedo hablar”. “Eso es cosa de ellos”… Las respuestas recelosas pero amables ante las preguntas del periodista dan fe de la autoimpuesta ‘omerta’ en el pueblo, cuyo alcalde José Antonio Sáez asegura que el pueblo ha vivido una semana “muy triste” por un acontecimiento que marcará de forma indeleble su historia. “San Cristóbal de la Vega ha sido siempre un pueblo muy tranquilo —asegura el joven regidor, que a sus 30 años ocupa desde hace dos el sillón municipal— y esto ha sido un mazazo muy grande, pero queremos pasar página lo antes posible y volver a la normalidad”.
Sáez ha tenido que atender estos días las llamadas de los periodistas para dar las escasas noticias de las que dispone sobre este suceso. Así, asegura que la rapidez del juzgado de Santa María de Nieva a la hora de declarar el secreto sumarial de las investigaciones cortaron rápidamente cualquier posibilidad de filtración; aunque reconoció que en el pueblo “seguro que hay más de una versión” sobre el trágico suceso.
Pero el alcalde recuerda a la víctima como un hombre “cordial y cercano”, siempre dispuesto a poner a disposición del pueblo sus capacidades para la docencia y el arte. Profesor jubilado de dibujo en un centro educativo de Madrid, Julián R.G. organizaba concursos de dibujo para los niños en las fiestas patronales de Santiago que en la semana del 25 de julio celebra la localidad, y exponía sus propias obras en el salón cultural del pueblo.
El pasado año, expuso una serie de óleos donde bajo el título ‘Reflexiones ante la pintura’ mostraba su visión de los paisajes más emblemáticos del pueblo, así como atractivos bodegones y paisajes de Segovia y de Madrid. En cada cuadro, Julián proponía una frase alusiva a la temática del cuadro con la que invitaba al espectador a discurrir sobre la obra pictórica en una especie de diálogo virtual que resultaba francamente enriquecedor.
En la triste hora de las alabanzas, los miembros del grupo de Facebook creado en el pueblo hacen patente sus sentimientos de pesar por su muerte, y algunos de ellos proponen que alguna de las calles lleve su nombre, como homenaje de agradecimiento a la labor desarrollada durante años en la localidad.
Pero la discreción es la norma, y desde fuentes oficiales no aventuran esta posibilidad, motivados por el deseo de la familia de no acrecentar aún más el sufrimiento que ha provocado el luctuoso suceso. De hecho, el cuerpo sin vida de Julián recibió cristiana sepultura el pasado miércoles en el cementerio, ubicado junto a la iglesia en la parte más alta del pueblo, en una breve e íntima ceremonia a la que acudieron apenas una decena de personas.
Del presunto parricida, el hijo de Julián, de 40 años, nada ha trascendido. Tras el análisis psiquiátrico realizado en Segovia después de su detención, pasó a disposición judicial el pasado jueves; y esa es la única información oficial que existe. En el pueblo nadie parecía saber de sus antecedentes psiquiátricos, aunque algunos vecinos reconocen que a veces resultaba “un poco raro” en su comportamiento pero sin dar lugar a pensar en hechos violentos. Aficionado al deporte, solía dar largas caminatas por el pueblo o acercarse hasta la vecina localidad de Montejo de Arévalo para acudir a la piscina y practicar la natación, y esporádicamente paraba en el bar ‘El Paso’ regentado por el alcalde para tomar café alguna mañana.
Pero hasta ahí llega la información. Todo lo que se sabe es el relato de los medios de comunicación, que es al que apelan los vecinos cuando son preguntados por el suceso. La verdadera historia sólo está en la confusa mente del presunto parricida, pero en San Cristóbal de la Vega prefieren arrinconarla y evocar la memoria de un hombre bueno que hizo mucho por el pueblo que le vio nacer.

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

Publica tu comentario:
 
Título: 
Comentario: 
   (límite 1.000 caracteres)
Nick: 
Contraseña: 
Introduzca el código que ve a continuación:
Imagen del código
 

Para garantizar el correcto funcionamiento de las secciones
de participación es necesario registrarse como usuario.
Para ello sólo tendrás que rellenar el siguiente formulario.


Enviando datos

Normas de uso:

Esta es la opinión de los lectores, de la que eladelantado.com no se hace responsable.

Este periódico se reserva el derecho de eliminar los comentarios que sean contrarios a las leyes españolas, que contengan insultos u ofensas contra otras personas y aquellos que sean considerados fuera de tema.

No está permitido incluir código HTML.

eladelantado.com agradece su participación y se reserva la opción de trasladar  o no las opiniones a la edición de papel.

Datos de registro:
 
Nick: 
Contraseña: 
Nombre: 
Teléfono: 
E-mail: 
Mostrar
e-mail: 
visible en la web
Web: 
Mostrar web:  visible en la web
Introduzca el código que ve a continuación:
Imagen del código
 
De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos
que los datos pasarán a formar parte de un fichero confidencial automatizado y que no serán utilizados con ningún otro fin que el mero registro de usuarios.
Así mismo, se le reconoce, en todo momento, los derechos de acceso, rectificación y cancelación, mediante petición escrita dirigida a:
Webmaster, El Adelantado de Segovia, calle Morillo número 7, 40.002 Segovia
ó a través del correo electrónico: webmaster@eladelantado.com

Tus datos serán confidenciales y podrás mantener tu anonimato de cara a la Comunidad si así lo deseas. De esta forma, el nick o alias que elijas será el nombre que aparecerá como firma en tus comentarios y en los contenidos que envíes a través de Ciudadano @delantado.

Cuando hayas completado el formulario de registro recibirás en tu correo electrónico un mensaje de validación para activar tu cuenta, entrar a formar parte de la Comunidad y aprovecharte de sus ventajas.


     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |