El Adelantado de Segovia
Segovia, lunes 29-05-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Nacional
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

MEDIO AMBIENTE
Brigada ovina contra el fuego
Fomentar el pastoreo de rebaños de cabras y ovejas en las zonas de matorral ayudaría a evitar la mayoría de incendios en gran parte de la geografía peninsular
EFE - OVIEDO | 30/08/2009
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
07/05/2017
La idolatría de los cuerpos
Desde los Mares del Sur
foto por Pedro  Montero de Frutos
26/04/2017
GRACIAS FIJI TIME
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿A quién destinará la asignación tributaria de la renta este año?
A la iglesia  a fines sociales  marcaré las dos casillas  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
0 puntos 0 puntos 0 puntos 0 puntos 0 puntos
   0 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
SOCIEDAD2(9).jpg
  El ganado se come parte de los matojos y evita que, al llegar el verano, las plantas secas alimenten los fuegos. / Rubén Serrallé

Como dice el refrán, no hay mal que por bien no venga. Justo ahora que la falta de rentabilidad amenaza con erradicar por completo el otrora boyante pastoreo, bien podría ser que los incendios forestales, verdadera lacra del mundo rural, sean los que salven de la extinción a la cría de cabras y ovejas. Así lo demuestra un reciente estudio realizado en Asturias y cuya sorprendente conclusión es que la ganadería de este tipo de animales no solo puede producir réditos económicos, sino ser ecológicamente recomendable.
El Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida) del Principado, responsable del trabajo, cuenta, desde el año 1991, con una finca de 200 hectáreas en Illano, donde ha experimentado, en condiciones reales, la incidencia beneficiosa de los rebaños a la hora de evitar el fuego.
El trabajo pretendía demostrar que es posible desarrollar sistemas ganaderos rentables y sostenibles aprovechando y poniendo en valor grandes extensiones infrautilizadas de la cornisa cantábrica, como son las que ocupan los matorrales de brezal-tojal.
Para apreciar la importancia del experimento, baste señalar que una quinta parte del territorio asturiano, unas 225.000 hectáreas, está poblada por este tipo de vegetación. Cuando tales zonas están desatendidas y el ganado no pasta en ellas pueden llegar a acumular unas 20 toneladas de matojos secos por hectárea en cuatro años, con el riesgo de incendios que ello conlleva en épocas de calor y los graves daños ambientales y pérdidas económicas que se derivan del fuego.
Gracias a las investigaciones realizadas se ha podido comprobar que, si en esos mismos terrenos pasta la cabaña de forma habitual, la producción animal es más rentable y se incrementa la biodiversidad y la riqueza natural del entorno.
De cara a la producción ganadera, la eficiencia es óptima si se utilizan rebaños mixtos, formados por ganado caprino y ovino. En cambio, el vacuno origina costes de alimentación mayores, ya que las vacas tienden a perder peso en función de la estación del año, por lo que aumenta la demanda de alimentos externos o conservados.
Para demostrar esto, los investigadores se centraron en cuatro aspectos principales: la calidad nutritiva del matorral y su potencial para la producción; el establecimiento de pastos mejorados en el brezal-tojal como requisito necesario para lograr la rentabilidad y sostenibilidad de los sistemas de producción; el estudio de la vegetación y la biodiversidad, y el análisis económico de costes de producción y rentabilidad.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |