El Adelantado de Segovia
Segovia, jueves 23-11-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Local
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

ENTREVISTA
“La investigación arqueológica tiene que documentar, proteger, conservar, restaurar y difundir”
Entrevista a Isabel Marqués Martín, Arqueóloga.
Pilar de Miguel - Segovia | 11/11/2017
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
16/11/2017
Un nuevo pabellón para los segovianos
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
03/11/2017
El otro proceso (I)
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Apoya usted la aplicación del artículo 155 de la Constitución para resolver la crisis independentista en Cataluña tal y como la ha realizado el Gobierno?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos
   25 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
30-01entrevista(1).jpg
  Isabel Marqués Martín en la Sede de El Adelantado. / Nerea llorente

Tanto hemos visto a Indiana Jones que, la idea que tenemos de qué, quien y para qué es un arqueólogo es tan enigmática como los secretos que investigan. Isabel Marqués, era una de aquellas niñas que recorrió tierras lejanas a través de las películas, en aquel ir y venir, grabó en su mente el perfil de las pirámides y pensó: ¿Por qué no?
Isabel Marqués, tiene hoy su propio estudio en Segovia y, en nuestra conversación me deja claro que la arqueología es menos lejana y más necesaria y cotidiana de lo que imaginamos y, sobre todo, tiene la misión de conservar, restaurar y dar a conocer todo aquello que el tiempo escondió a nuestros ojos pero que es una parte fundamental de nuestra propia memoria. Conozcamos más de su historia y su trabajo.

— ¿Cómo decidiste dedicarte a la arqueología?
— La verdad es que no fue solo un motivo, fueron muchas cosas las que me llevaron directamente a la arqueología, sobre todo porque de pequeña tenía mucha curiosidad por los “útiles” que los antiguos fabricaban para vivir, de forma manual y, desde siempre, me han impresionado las pirámides de Egipto ¡No lo puedo evitar! Las películas que había en blanco y negro de la Historia Sagrada... ¡Las pirámides me fascinaban! Pero no surgió solo de ahí mi interés por la arqueología pues me gustaba hacer vasos cerámicos con arcilla del valle de la Vera Cruz “cazuelillas las llamábamos nosotros”, tallar huesos de animales muertos.... Me apunté a clases de cerámica cuando era estudiante de bachillerato en el Instituto Andrés Laguna, que entonces las impartía Ignacio Sanz. De ahí pasé a hacer cerámica a mano y con barro también hacía y vendía, collares y pendientes… que eran inspiración de las cuentas de los collares que veía en los museos y en los libros. Vendí un montón. Gustaban mucho, para una estudiante eran unas pesetas ganadas con orgullo. ¡Me encantaba!
Además, cuando estaba en COU me apunté a un grupo de “Espeleo” y… ¡La terminé de liar! Fuimos a muchas cuevas que tenían yacimientos arqueológicos y, en ellas, tuve mi primer contacto real con la prehistoria. A partir de ahí comencé a interesarme más y, finalmente, después de aprobar la selectividad, me marché todo el verano a Roma y, cuando volví, ya estaba matriculada en la Universidad Autónoma de Madrid, lo tenía muy claro.
Al principio, me gustó muchísimo la Arqueología Experimental, y de la mano del profesor Javier Baena, conocí técnicas, análisis de esas técnicas.. Interesantísimo! Bueno, me explico, me centré en la reproducir los elementos materiales que había en determinados periodos de la prehistoria , sobre todo, pero además, intentándolo hacer con las mismas técnicas, e investigando en ellas, es un mundo apasionante! Gracias a estos conocimientos la Junta de Castilla y León me hizo un encargo para tematizar el poblado de la cueva de Los Enebralejos, en Prádena. Fue una experiencia maravillosa que compartí con otros colaboradores, como Pablo Zamarrón, Andrés Santa Teresa, Mateo Sanz o la también arqueóloga Nuria Castañeda.
— ¿La arqueología es tan interesante como parece?
— Es muy interesante, si. Cada actuación, cada encargo, cada intervención es distinta. Siempre tienes una metodología para aplicar pero cada actuación es diferente, tienes que adecuar cada intervención, según su contexto y caracterización. Es como los acueductos, todos tienen los mismos principios técnicos pero no hay dos iguales (risas).
— ¿Del trabajo más habitual y cotidiano que realizas, que es lo que más te gusta?
— No te podría decir. Después de muchos años trabajando, me siento cómoda con la mayoría.
— Por decirlo de alguna manera, se va a construir un edificio y un profesional como tú estudia el terreno para saber si allí hay algo…
— Sí. Depende de la zona en la que esté el inmueble, la intervención se realiza de una forma o de otra. Por ejemplo, si está en una zona con posibles afecciones arqueológicas, se plantea un trabajo previo mediante sondeos para ver qué “estratigrafía” tiene y en función de los resultados, se precisa qué tipo de medidas hay que tomar. No es blanco o negro, cada actuación es única y necesita, como tal, una propuesta técnica adecuada.
— ¿En alguna de las actuaciones que has realizado te has encontrado con algo que te ha dejado sorprendida?
— En muchas. Por ponerte un ejemplo, el inmueble de la Casa Mudéjar… Allí era todo una sorpresa, cada nuevo nivel se superaba con el anterior, ¡era increíble! Fue una excavación interesantísima y de hecho ahora todos los segovianos pueden ver los resultados, tanto en el propio establecimiento, que hacen visitas guiadas los domingos por la mañana, como en los restos materiales depositados en el Museo de Segovia, la mayoría asociados al mundo romano.
Por esta razón, en el próximo número de la revista que publica el Museo de Segovia, aparecerá un artículo referente a esta intervención, realizado conjuntamente con el arqueólogo Alejandro Bermúdez, será una publicación “muy jugosa”.

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |