El Adelantado de Segovia
Segovia, lunes 25-09-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Local
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

PATRIMONIO
Ilustraciones para elevar la fe
La Real Cofradía de la Virgen de la Fuencisla emprende la restauración de los diez lienzos que representan el ciclo de la vida de la virgen que se ubican en la sacristía del santuario
M.Galindo - Segovia | 10/05/2017
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
30/08/2017
El camino inglés
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Cree usted que las autopistas AP-6 y AP-61 deben tener peajes gratuitos'
si  no  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
4 puntos 4 puntos 4 puntos 4 puntos 4 puntos
   7 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
9-3-ok.jpg
María García Perez Minguez, a la derecha, trabaja junto a otra restauradora de su equipo en uno de los diez lienzos en su taller. /m.galindo

El santuario de Nuestra Señora de La Fuencisla es lugar de visita y peregrinación diaria de decenas de devotos y fieles de la patrona de Segovia. A su importancia como foco espiritual de la provincia se une su faceta no menos importante como contenedor de un magnífico catálogo de obras de arte religioso que ayudan a entender la devoción mariana desde la advocación que recibe en la provincia y que se venera en su santuario.
En la magnífica sacristía barroca del templo, atribuida a Fray Pedro de la Visitación, puede verse una serie de diez cuadros de autor anónimo que narran otros tantos episodios del ciclo de la vida de la virgen, muy probablemente coetáneos a la construcción de este recinto. Las peculiares condiciones de humedad y orientación del templo han generado al paso de los años graves problemas de conservación que la Real Cofradía de Nuestra Señora de la Fuencisla ha decidido atajar de raíz emprendiendo la restauración integral de todo el conjunto, que llevará aparejado el estudio histórico-artístico con el que los técnicos intentarán determinar la posible autoría de esta serie de cuadros que adornan e ilustran la sacristía.
La cofradía ha decidido encargar este trabajo a la restauradora María García Pérez Minguez, que con más de 20 años de experiencia en la restauración de patrimonio aborda un trabajo que le mantendrá ocupada los próximos cuatro meses y que se centrará en devolver a estos cuadros el esplendor inicial que el autor les dio.
El punto de partida de este proyecto no fue bueno, ya que la práctica totalidad de los cuadros tenían serios problemas de consolidación de la policromía, que en algunos casos hacía temer la propia integridad de la obra. Así, antes de emprender el proyecto integral, la restauradora tuvo que realizar una primera intervención de urgencia en la propia sacristía para frenar el deterioro d algunas de las obras. "En algunos casos, la policromía está prácticamente desaparecida, con trozos de la pintura original desprendidos y muy levantados -explica García Pérez- por lo que hemos tenido que llevar a cabo la restauración priorizando aquellos que hemos visto que podían estar en un peor estado".
Además de la intervención en la policromía, la restauración centrará su labor en los propios lienzos, donde se han detectado roturas y agujeros que serán tratados para dar unidad a la obra e impedir que el deterioro avance. Además, se repararán los bastidores que sujetan el lienzo en aquellos casos en los que se detecte un peor estado de conservación.
María García Pérez ha optado por el empleo de resina termoplástica para garantizar la consolidación de la policromía, ya que el uso de otras resinas de origen biológico no parece aconsejable en un entorno en el que la humedad y las bajas temperaturas podrían acelerar su deterioro. "Queremos que la restauración dure en el tiempo, y para ello vamos a tomar el tiempo necesario en cada uno de los cuadros", asegura la restauradora. Además, se colocará entre el cuadro y la pared en la que va encastrada cada obra un aislante para evitar la humedad directa sobre el lienzo.
Toda esta labor irá casi en paralelo con la que la Real Cofradía llevará a cabo para mejorar el entorno de la sacristía a través de obras que frenen los daños de la humedad en el recinto y le doten de mejores condiciones. Así, María García Pérez expresó su confianza en que estos trabajos puedan mejorar no sólo este entorno, sino el resto del templo.
Pero la restauración irá más allá de la recuperación física de las obras, ya que pretende avanzar en el conocimiento de la autoría de esta serie de cuadros sobre el ciclo de la vida de la Virgen. García Pérez señala que no hay indicios ni documentación previa que puedan llevar a pensar en un artista concreto, pero aventura que el análisis de la obra "nos hace pensar en la mano de un maestro, que ha contado con la colaboración de discípulos para rematar todo el trabajo".
Las pistas que siguen se centran en la búsqueda de algunos autores coetáneos a la realización de la sacristía, ya que el hecho de que en la sacristía existieran los huecos específicos para cada una de las obras habla de un trabajo por encargo para este recinto.
Además, de las diez obras, una de ellas puede datarse en el siglo XIX, relacionada con la bula del papa Pio IX que proclamó el dogma de la Inmaculada Conecpción de la virgen en 1854. García Pérez considera que el cuadro que representa a la Inmaculada fue encargado con este motivo e instalado en el lugar de otro de los de la serie.
El estudio formará parte de la documentación que la restauradora entregará a la Cofradía para contribuir a documentar la historia del propio santuario.
Como es obvio, el trabajo de restauración incluirá una serie de recomendaciones para el mantenimiento de las pinturas, referidas a las condiciones idóneas de humedad, ventilación y temperatura para su conservación. Así, García Perez asegura que "es fundamental también mostrar a quienes se ocupan del día a día en el templo algunas nociones para que no se deteriore la obra ya restaurada".

Recuperar la sacristía La restauración de estos lienzos puede ser el punto de partida para que el santuario pueda poner en valor de cara al público la sacristía, un recinto que cuenta con un gran valor arquitectónico y que hasta hace algunos años podía verse a través del vano abierto en la parte izquierda del templo. La restauración en mayo de 2007 del cuadro "La Asunción" de José de Ribera "El Españoleto" que figuraba en la parte alta del retablo del altar del templo dejó esta magnífica obra instalada en el acceso a la sacristía, lo que impide verlo como antes.

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |