El Adelantado de Segovia
Segovia, lunes 21-08-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Local
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

LOS PLÁSTICOS: COLECTIVA. ARTE Y TÍTERES
Arte y títeres: 7 Visiones
Rodrigo González Martín - Segovia | 05/06/2016
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
14/08/2017
Ciudad de camareros
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
25/07/2017
Pero, ¿qué nos pasa a los hombres?
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Debe prohibirse el uso del embalse de El Pontón como zona de baño?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos
   2 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
12.(1).jpg
  Luis Carlos Dávila. Hombre con guitarra. 2015. Acero soldado y policromado.

LUGAR: Arte Gallery Fernández Hurtado. C/ Isabel La Católica, 7. 40001 Segovia
HORARIO: De miércoles a domingo: de 11'0 a 21:00 hs.
Del 9 de mayo al 12 de junio de 2016

Una nueva exposición en la joven Art Gallery Fernández Hurtado que abría sus puertas a comienzos de 2016, como proyecto ilusionado de Alberto Fernández Hurtado. En plena calle Real de Segovia, en la plaza del Corpus, se inicia una arriesgada aventura artística que va dando sus primeros pasos entre sustos y celebraciones masivas, entre aplausos y desconciertos. De este modo todo el equipo de la galería va aprendiendo sobre la marcha, intentando consolidar la experiencia, cuestión nada fácil en el mundillo del arte, hoy y siempre, y guardando las mejores experiencias de cada exposición y actividad organizada para ir dando personalidad a un espacio con grandes ventajas y algunas servidumbres, fácil de impactar por su sobreexposición callejera, pero que necesita ir consolidando su proyecto y su público más allá de espectáculos fáciles y fotos de turistas precipitados.
Art Gallery Fernández Hurtado recupera la voluntad de crear un ideario, un manifiesto de su arte y de su espacio. Merece la pena leer los textos que nos propone en estos tiempos neutros y confusos.
Alberto Fernández Hurtado busca amistades creativas con las que compartir su utopía artística. Con diferentes lenguajes estéticos y técnicas artísticas se empeña en buscar una “obra democrática y social”, que “sirva para mejorar la vida de todos”, “una obra intemporal” comprometida con las circunstancias concretas, una “obra heredera de tantas creaciones anteriores pero libre y transgresora”, “una obra abierta”, que mantiene el misterio. “una obra que siendo falsa nos cuenta verdades”, “una obra compleja pero accesible a todos”. Cada una de estas proclamas se vincula con los grandes logros de las vanguardias clásicas o recientes.
El títere es la inspiración de las obras expuestas, “siete miradas sobre los títeres”. Exposición colectiva y temática. El Festival Titirimundi va dejando su huella creativa. El títere es una pieza de arte global, integral, sintética, que aglutina de alguna forma todas las expresiones artísticas en un personaje en apariencia muerto, ausente, silente, pero que de repente adquiere no solo movimiento sino vida, alma, expresión, emoción y magia. Y así en cada títere nos proyectamos alegres y libres, superando nuestros miedos e inseguridades, liberando nuestra energía reprimida para contarnos relatos de identidad e historia de vida que nos anticipan y nos proponen modelos y prototipos a veces disfrazados en alambres y trapos con hilos.
Siguiendo con el ideario, antes expuesto, de la galería, el objetivo fundamental de la exposición es, en definitiva, provocar una reflexión en torno a las relaciones que se establecen entre los artistas -tanto del mundo del títere como de las disciplinas presentes en la muestra-, sus obras, su entorno y, sobre todo, su público, proponiéndonos no solo un amplio muestrario de obras, estilos y técnicas sino sobre todo un verdadero caleidoscopio de vivencias humanas desde la risa hasta el llanto, desde la solidaridad a la tristeza, desde el soledad hasta la compasión. El arte como la vida misma de los titiriteros no deja de ser una aventura arriesgada y atrevida, inevitable de suspender una vez que se ha probado, imparable así que se la hemos iniciado. Hay tantos modos y maneras de practicar ese itinerario como modos y maneras existen de vivirse la vida. Richard García Rodríguez es un artista multidisciplinar con una energía inagotable que asume la práctica artística desde lo más cercano al ser humano así como las relaciones en las que participa. La obra de arte ha de estar abierta, al igual que el proceso creativo lleno de reflexiones que intenta materializar sin un método fijo. Clara Ruiz y Adriana Fernández utilizan las marionetas para acercarse a realidades tan duras como la enfermedad del Alzhéimer, en su obra “El pez de Tartús”. La obra de Andrés Gabarres se convierten en un nexo de unión entre lo orgánico y lo que no lo es, entre lo vivo y lo aparentemente muerto, sobresaliendo sus esculturas en cera y en alabastro.
Luis Carlos Dávila integra una memoria multicultural en sus obras, sean esculturas o pinturas. Ya conocemos las esculturas de Rigoberto Camacho, que exploran el enmascaramiento de la identidad. Esta indagación de la identidad es explorada también en las obras de Alberto Fernández Hurtado, en las que el artista ahonda en el individuo que desaparece detrás de sus marionetas, así como en el papel que esta forma de arte desempeña en la sociedad actual. Esta muestra, de nuevo, pretende invitar al espectador a que se encare con las obras expuestas, sean pinturas o esculturas, implicándose en el sentido de obra abierta de cada creación, para que aporte un significado novedoso y humanamente valioso.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |