El Adelantado de Segovia
Segovia, miércoles 22-11-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Local
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

CULTURA
Machado y la soledad acompañada
Segovia, la ciudad en la que el poeta andaluz vivió 13 años, se volcó ayer en la conmemoración del 75 aniversario de su muerte con poesía y música como elementos esenciales.
M.Galindo - Segovia | 23/02/2014
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
16/11/2017
Un nuevo pabellón para los segovianos
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
03/11/2017
El otro proceso (I)
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Apoya usted la aplicación del artículo 155 de la Constitución para resolver la crisis independentista en Cataluña tal y como la ha realizado el Gobierno?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos
   1 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
04-1marcelo(5).JPG
  Los poetas de toda España que visitaron los lugares machadianos de la ciudad posaron en la “foto de familia” en el patio de la casa-museo. / M.G.

La vieja pensión situada en el número cinco de la calle Desamparados fue durante 13 años el hogar de Antonio Machado, un modesto catedrático de francés con el alma llena de poesía y compromiso que un 22 de febrero de 1939 moría en Colloure (Francia) exiliado de la tierra a la que amó. 75 años después, las generaciones que aprendieron a disfrutar de la poesía y se identificaron con el compromiso ético de este poeta cuyo espíritu pudo sentir que sus "Soledades" fueron ayer acompañadas por niños, jóvenes y mayores que se sumaron a las distintas actividades organizadas para conmemorar la muerte del poeta andaluz.
Y fueron sus compañeros, los poetas que han recogido el testigo de la voz del autor de "Campos de Castilla", quienes iniciaron el homenaje a Machado en Segovia con un recorrido por algunos de los lugares machadianos de la capital. Medio centenar de poetas y escritores procedentes de puntos tan dispares de España como Córdoba, Madrid, Ceuta o Barcelona respondieron a esta cita con el poeta que culminó en la pensión que hoy es Casa-Museo de Antonio Machado, de cuya conservación se ocupa la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce.
Una vez congregados en el patio, desde el balcón central de la vivienda que regentó doña Luisa Torrego, los poetas Alberto Infante, Pablo Méndez y Miguel Losada dieron lectura a algunos de los versos más señeros de Machado, para posteriormente posar todos juntos en una foto de familia con una pancarta en la que figuraba quizá el último verso escrito por el poeta -"estos días azules y este sol de la infancia"- que fue encontrado en un bolsillo de su traje cuando falleció en la pequeña localidad francesa. La convivencia y el recital poético continuaron en la sede de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, a la que los poetas se trasladaron después de ser recibidos en el Ayuntamiento de Segovia por las concejalas de Cultura y Patrimonio Clara Luquero y Claudia de Santos.
Por la tarde, de nuevo la casa de Machado fue el lugar elegido para el ya tradicional homenaje al poeta, aderezado este año con algunas sorpresas en forma de música y títeres. Así, las canciones del grupo La Siesta de Inés escogieron algunos versos de Machado que sonaron magníficamente en las voces y con los instrumentos del trío segoviano, y fueron un buen preludio para la aparición por sopresa de "antoñito", un niño al que la compañía La Pícara Locuela ha dado vida para acercar la vida y la obra de Machado a los más pequeños y que ayer se presentó en sociedad de la mano de su mentora Sonia Zubiaga. En un diálogo emotivo y encantador, el muñeco mostró pinceladas de lo que será su presencia en la Casa-Museo, atento a la voz de su abuelo, al que espera siempre.
Después, como todos los años, fue el turno de los segovianos, que homenajearon a Machado a través de su propia palabra con la lectura de poemas propios del autor andaluz o de versos de otros poetas, en una tarde en la que el frío parecía hacer más próxima su presencia. El director de la Real Academia de San Quirce, Antonio Ruiz, abrió el turno de intervenciones para significar el compromiso de esta institución con la memoria de Machado, y posteriormente el académico e historiador Juan Manuel Santamaría trazó una semblanza de algunos de los homenajes que Segovia tributó al poeta, todos ellos marcados por la sencillez y la modestia.
Después, representantes de colectivos y asociaciones, centros educativos y personas anónimas dieron lectura a los versos de Machado, cuyo busto esculpido por Pablo Barral a imitación del que esculpió Emiliano Barral parecía estar atento a cualquiera de las palabras, adornado por una hermosa corona de flores.
Aun cayendo en la injusticia de resaltar una intervención sobre las demás, la concejala Claudia de Santos leyó "El mañana efímero", un poema que parece no haber perdido su vigencia al definir una España "de charanga y pandereta". y reivindicar “la del cincel y de la maza”. Y es que los poetas son asi…

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |