El Adelantado de Segovia
Segovia, domingo 20-08-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Local
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

SOCIEDAD
Juan Alberto de Lucas defendió el papel de la indumentaria regional
Las aguederas de Santo Tomás celebraron ayer una eucaristía, tras la cual tuvo lugar el pregón del experto en trajes regionales, el cambio de monteras y la quema del pelele.
Ana Vázquez - Segovia | 05/02/2014
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
14/08/2017
Ciudad de camareros
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
25/07/2017
Pero, ¿qué nos pasa a los hombres?
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Debe prohibirse el uso del embalse de El Pontón como zona de baño?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos
   4 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
14-1chas(361).JPG
  Juan Alberto de Lucas leyendo su pregón en Santo Tomás. / Juan Martín

Las aguederas de Santo Tomás esperaban ayer con más ganas que nunca que la eucaristía finalizase para dar inicio, con permiso de la tradicional ofrenda de flores ya celebrada y la misa de difuntos, a los días grandes de su fiesta de Santa Águeda.
Por su parte, en un banco situado a la izquierda del altar, y sin perder de vista a su madre, Laura Martín, alcaldesa junto a Paquita de Frutos, el pregonero de este año, Juan Alberto de Lucas Martín, aguardaba atento su turno de dedicar unas palabras a las mujeres de su barrio; las que le han visto crecer e interesarse por uno de los motivos que ayer le llevaron a encontrarse frente al micrófono; su pasión por la indumentaria regional segoviana.
Entre la audiencia, los concejales Jesús Postigo, Azucena Suárez, Mercedes Sanz, Andrés Torquemada y Paloma Maroto, también escuchaban aquello que un aparentemente tranquilo Juan Alberto de Lucas tenía que contarles.
Y no fue poco; ya que el pregonero comenzó recordando el momento en el que hace más de una década fue él quien solicitó a Dominica de Contreras que ejerciese de pregonera, para pasar a continuación a realizar una firme defensa del traje regional en general, y del de segoviana en particular. La frase que dio inicio al resto de sus palabras en honor a la indumentaria tradicional fue “éste es un tema desamparado por las instituciones, pues suena a boina... y la boina es arte, señoras y señores”.
Entre otros argumentos, De Lucas aportó, con citas de textos históricos, que, lejos de ser un disfraz, “la indumentaria segoviana era una moda adoptada por las clases sociales populares y que incluso adoptó la aristocracia”. Además, el pregonero, metido en el papel de estas fiestas, no olvidó recordar a los presentes que la montera “era una prenda más en el traje, pese a que hoy en día haya quedado reservada a las alcaldesas como símbolo de autoridad y poder” y que “la forma real de distinguir a las que impartían justicia era a través de la vara”.
No obstante, entre defensa y piropos hacia el traje típico segoviano, también hubo lugar para la autocrítica, ya que según De Lucas, “hoy en día, aunque el traje sigue vivo, no se correspondería a lo que en realidad debe de ser, perdiendo una seña de identidad tan nuestra”, y animaba a los segovianos a no modificar ni distorsionar los diseños, los cortes y las prendas.
Por último, el pregonero de las fiestas de Santa Águeda en Santo Tomás, quiso reivindicar la creación de un museo que recoja este tipo de indumentarias tradicionales y pidió al público no dejar “que tengan que venir de fuera para descubrirnos lo que tenemos”. De Lucas finalizó su pregón dando las “gracias a esta fiesta porque es el medio que más ha hecho para que las mujeres saquen los manteos de los desvanes y no terminen como trapos sucios para limpiar los cristales”.
Tras los aplausos al discurso de Juan Alberto de Lucas, llegó otro de los momentos especiales de la tarde; el del cambio de monteras, en el que De Lucas cedió protagonismo a su madre, Laura Martín, y a Paquita de Frutos.
La dulzaina y el tamboril ya estaban hartos de guardar silencio, y su sonido acompañó también la quema del pelele y la tajá que pudo degustar todo el público que se había acercado a la iglesia a festejar los valores de la mujer.
Así se ponía fin a la tarde, pero no a los actos conmemorativos de Santa Águeda en el barrio, ya que hoy a las 10:00 horas tendrá lugar el desayuno y la revolada por las calles, para pasar a las 13:00 horas a celebrar la misa y la posterior procesión de la Santa.
La celebración de este particular homenaje terminará para las aguederas de Santo Tomás con una comida en el Palacio de la Floresta en la que no faltarán los cánticos en honor a una mujer que lo dio todo por defender su integridad. Y la de quienes la siguieron.

Noticias Relacionadas
Aguederas de fiesta bajo cero |
     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |