El Adelantado de Segovia
Segovia, miercoles 26-11-2014 h.

Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Local
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

SUCESOS
La muerte en accidente aéreo del empresario Alejandro Garvía causa conmoción en Segovia
El fallecido, hijo del concejal del PP, José Antonio Garvía, recibió la Distinción FES al Joven Emprendedor de Segovia en el año 2009 y era director general de Air Marugán.
G.A. - Segovia | 30/07/2011
¡¡Pincha Aquí!!
Blogs
  BLOGS
Desde los Mares del Sur
foto por Pedro  Montero de Frutos
19/11/2014
MILLION DOLLAR POINT
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
14/11/2014
Condición física y salud
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Considera que el Agente Tutor será una figura efectiva en la prevención del consumo de drogas y vandalismo entre los jóvenes?
Sí.  No.  N.s./n.c.  
  SMS
      Ver más
Vota  
Usted ya ha votado  
Resultado
4.75 puntos 4.75 puntos 4.75 puntos 4.75 puntos 4.75 puntos 4.75 puntos
   4 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
06-1chas(446).jpg
Los restos de la avioneta siniestrada permanecían ayer en el terreno agrícola donde fue a estrellarse el aparato, a escasa distancia del aeródromo de Marugán./Juan Martín

La noticia de la muerte en accidente aéreo del joven empresario segoviano Alejandro Garvía ha causado conmoción en Segovia, especialmente en la capital, donde su padre es concejal del Partido Popular, y en Marugán, en cuyo término tuvo lugar el siniestro la noche del jueves y donde se encuentra el aeródromo que dirigía el fallecido.
Durante el día de ayer fueron muchas las personas que mostraron su pesar y solidaridad a familiares y allegados, personalmente, en el tanatorio San Juan de la Cruz, o a través de comunicados de prensa, declaraciones públicas y llamadas telefónicas.
Una llamada al teléfono del Servicio de Emergencias Castilla y León 112, alertaba el pasado jueves a las 21,53 horas de que una avioneta se había estrellado en las inmediaciones del aeródromo de Marugán, a 28 kilómetros de la capital. El alertante informó de que, al parecer, eran dos las personas que viajaban en ella y que, tras la colisión, se había incendiado, quedando el aparato completamente destruido.
La sala de operaciones del 112 avisó inmediatamente a Guardia Civil, bomberos de la capital y a Emergencias Sanitarias del Sacyl. Un equipo médico del PAC (Punto de Atención Continuada) Bercial se trasladó de inmediato, así como una UVI móvil. También fue informado del siniestro el Servicio de Búsqueda y Salvamento Aéreo (SAR), del Ejército del Aire, y el centro coordinador de emergencias de Protección Civil. En el lugar del suceso los profesionales de los servicios de emergencias únicamente pudieron confirmar el fallecimiento de Alejandro Garvía Luciáñez, de 28 años, y del piloto alemán Werner Servatius, de 47. El juez ordenó el levantamiento de los cadáveres pasadas las 0,30 horas de la madrugada de ayer.
Fuentes cercanas al entorno del fallecido han comentado que algunos familiares pudieron ver que la avioneta caía en un descampado y se incendiaba, y que incluso se acercaron al lugar con intención de socorrer a los ocupantes pero no pudieron hacer nada debido a la temperatura extrema que alcanzó el aparato, envuelto en llamas.
La Subdelegación del Gobierno informó de que se ha abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente, siguiendo el procedimiento habitual. Algunos testigos presenciales indicaron que el aparato estaba realizando una serie de maniobras y, por causas que se desconocen, en un momento dado comenzó a caer en picado y no pudo remontar el vuelo.
Al parecer, la avioneta, una FK Polaris biplaza, había volado desde Alemania e iba a ser entregada a un cliente en las instalaciones de la empresa Air Marugán, dirigida por Alejandro Garvía.
Ayer todavía permanecían los restos del aparato siniestrado en el lugar donde cayó, un campo de cereal, cosechado, vigilados por agentes de la Guardia Civil y acotado por cinta plástica de precintar. Prácticamente sólo eran identificables el motor y trozos de fibra de la carrocería.
Para hoy estaba previsto en el aeródromo el inicio del encuentro Aero Meeting Marugán 2011 Campeonato de Europa de Aeromodelismo, con representación de competidores de siete países, así como una feria de ultraligeros, avionetas y aeromodelismo, actividades que han sido suspendidas debido al trágico acontecimiento.
El funeral por el joven empresario segoviano tendrá lugar hoy, a las 12,30 horas, en la iglesia de San Andrés de Segovia. El enterramiento previsiblemente no podrá realizarse hasta la semana que viene ya que, tras practicarse ayer las autopsias y dado que los cadáveres resultaron calcinados, fue preciso enviar muestras al Instituto Anatómico Forense de Madrid para asegurar la identificación. La casa doliente permanece en el tanatorio.
Alejandro Garvía Luciáñez, nacido en 1982, era desde 2006 director general de Air Marugán, donde ejercía funciones de director y administrador único de la sociedad, así como jefe de operaciones del aeródromo. Entre 2005 y 2006 fue jefe de instructores de la escuela de vuelo Aeromax, en Cuatro Vientos (Madrid). Miembro de la junta directiva de la Agrupación de Actividades Varias de la Federación Empresarial Segoviana (FES), en 2009 recibió la Distinción de esta organización al Joven Emprendedor de Segovia.
Hijo del concejal del PP en el Ayuntamiento de Segovia José Antonio Garvía Benavente y de Teresa Luciáñez Alcón, tiene un hermano, José Antonio, e iba a contraer matrimonio con su prometida, Carolina, el próximo mes de septiembre en la Catedral y a celebrar el banquete nupcial en el Pórtico Real.
El PP, la FES y la Asociación de Jóvenes Empresarios de Segovia (AJE) remitieron comunicados públicos de condolencia, mientras el secretario general del PSOE en la provincia, Juan Luis Gordo, también expresó su solidaridad con la familia en una comparecencia ante los medios. Por su parte, el alcalde de Marugán, Juan Vivanco, firmó un bando declarando hoy y mañana días de luto oficial en el municipio.
Hasta el tanatorio segoviano se desplazaron, entre otros, la consejera de Agricultura, Silvia Clemente; el portavoz popular en el Ayuntamiento de Segovia, Jesús Postigo; la alcaldesa accidental, Claudia de Santos —el alcalde estaba en Tarragona en viaje oficial—, así como la práctica totalidad de la corporación. También quisieron mostrar su pésame a la familia el presidente provincial del PP, Francisco Vázquez; el de Caja Segovia, Atilano Soto; el procurador Juan José Sanz Vitorio y el expresidente de la Diputación, Javier Santamaría, quien fue profesor del fallecido, además del alcalde de Marugán y el ex alcalde del municipio y ex vicepresidente de la Diputación, Luis Fuentes.

Los incidentes con aeronaves en la provincia son poco habituales pero de trágicas consecuencias

La navegación aérea es uno de los medios de transporte más seguros pero cuando ocurre un accidente, con frecuencia las consecuencias son trágicas. Los incidentes relacionados con aeronaves de pequeño tamaño en la provincia no son habituales pero su repercusión mediática sí es notable.
La popularidad de algunas de las personas accidentadas en los últimos años explica la conmoción que producen estos sucesos. Un antecedente al siniestro en el que falleció el jueves el joven empresario Alejandro Garvía es el accidente de avioneta en el que murieron tres segovianos y otro resultó herido grave, ocurrido en Jerez en 2006, dos de ellas eran muy conocidas por su vinculación al negocio inmobiliario.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2014  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |