El Adelantado de Segovia
Segovia, lunes 23-10-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Deportes
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

FÚTBOL SALA
Con la miel en los labios
El Naturpellet Segovia se queda a las puertas de conseguir su primera victoria en su estreno en Primera División tras empatar con el Ríos Renovables Zaragoza (3-3).
Alejandro Martín - Segovia | 16/09/2017
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
12/10/2017
El mejor sexto hombre
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
02/10/2017
Sobre violencia y democracia
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Cree usted que las autopistas AP-6 y AP-61 deben tener peajes gratuitos'
si  no  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos
   3 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
dep1-1martaherrero(3).jpg
  Javi Alonso y Retamar disputan un balón. / MARTA HERRERO.

El Naturpellet Segovia se estrenó en Primera División con un empate ante el Ríos Renovables (3-3) en el pabellón Pedro Delgado, en un partido en el que se quedó con la miel en los labios para conseguir su primer victoria tras ir ganando 3-1. La plantilla de Diego Gacimartín ofreció una primera parte muy completa, que dominó con goles de Álvaro López y Alvarito, pero un tanto del conjunto de Santi Herrero al término de la misma, que se encontró Richi Felipe, dio alas para continuar la lucha tras el ecuador. Aunque pronto llegó el tercero, de las botas de Carlos Muñoz, los papeles se cambiaron y el ritmo del encuentro le imprimió el cuadro visitante hasta empatar en los segundos finales (primero Thiago Cabeça y después Adri Ortego).

Cayó el telón y la máxima categoría del fútbol sala nacional dio la bienvenida al Naturpellet con una puesta en escena aliñada por el altavoz de su afición. La alfombra azul se desplegó sobre la Catedral para enfundarse el traje de faena desde que el electrónico comenzó a consumir sus primeros segundos. Un pellizco devolvió a los debutantes a la realidad de la competición y el camino de flores echó a volar en aras de la pala y el capazo.

Gacimartín cinceló un quinteto basado en la experiencia con componentes que suman un grado en Primera como Carlos Muñoz, Borja Blanco, Alvarito, Sergio y el guardameta Cidao. En el lado contrario, Herrero salió con Retamar, Anás, Óscar Villanueva, Felipe e Iván Bernad, bajo palos.

En los trances iniciales se vio a dos equipos serenos con un respeto mutuo, al defender a tres cuartos de cancha con esquemas sólidos. El peso del encuentro le quiso llevar el plantel local, pero la buena disposición de la zaga aragonesa impidió la fluidez del ataque segoviano. La carta de presentación la envió Borja en el primer minuto y fue Retamar el que dispuso de la ocasión más clarividente para el Ríos en los compases de apertura.

Las primeras transiciones empezaron a formularse y tomaron parte Álvaro López, Javi Alonso y Álex Fuentes por los blanquirrojos y Ortego, Víctor Tejel, Cabeça y Nano Modrego, que volvía así a la que un día fue su casa. Alonso predispuso la rapidez y el desparpajo para los de casa. A raíz de un disparo seco que llevó su firma, el Naturpellet dispuso de un córner y al sacarlo Álvaro López dio en un rival y se introdujo en la red visitante para hacer el primer gol del equipo en su nueva andadura en la categoría.

El planteamiento ofrecido por los segovianos encontró rédito con este tanto para despejar cualquier incógnita precedida por los agarrotadores nervios previos. Apenas transcurrió un minuto cuando, de nuevo, Alonso disputó una jugada contra el cerco aragonés y ganó una falta en un vértice idóneo para cualquier especialista de lanzamientos. El encargado de erigirse como verdugo no fue otro que Alvarito y perfiló un disparo potente, que atajó el portero Iván en primera instancia, pero en su rechace el propio número 14 de los locales imprimió una marcha más que ninguno y certificó el segundo.

Con la doble ventaja de los debutantes, Herrero hizo uso de su tiempo muerto para tratar de asentar conceptos y pulir ciertos aspectos defensivos. La evidencia fue que los hombres de Gacimartín se encontraron más cómodos e impusieron su dominio, pese a ceder algunas ocasiones que los maños no supieron aprovechar.

Continuó el duelo y el trabajo en equipo y el hambre de competición permitió al Naturpellet tutear al tercero. Álvaro a punto estuvo de implementar la ventaja con un latigazo que astilló la madera, y a la contra también profundizaron en la herida de los aragoneses. No todo fue saldándose con pulcritud y hubo pérdidas de regalo en favor de los visitantes, pero la rápida capacidad de reacción y de compromiso noqueó cualquier acción de peligro. Al filo del bocinazo del ecuador, el Zaragoza gastó la última bala de su cartucho con un disparo lejano que comprometió a Cidao y, tras no lograr amarrar el balón, Felipe remachó el desliz para efectuar el 2-1 y alentar al Ríos de cara al segundo tiempo.

Se reanudó la contienda con unas estructuras similares a las del inicio. El primero en golpear fue el cuadro local con un misil de la rúbrica de Alvarito. Poco después fue Carlos Muñoz el que sacó otra carta del mismo palo al escenificar una volea a media altura que acabó en el fondo de las mallas de Iván. Este gol obligó a los visitantes a volcarse en la mitad de cancha rival para tratar de acercar la igualada. Carlos García, Modrego, Felipe, Ortego o Retamar fueron diluyendo el peligro en el área segoviano a medida que el Naturpellet se fue blindando gracias a las intervenciones de Carlos, Alvarito y Cidao.

CAMBIO DE PAPELES Subió la línea de presión el plantel de Herrero y se cambiaron los papales: el Ríos asumió el dominio y los segovianos se dedicaron a defender el asedio de raza de los maños, pese a querer seguir sacando el balón jugado. Con la entrada de Borja sobre el lienzo azul, el Naturpellet recuperó personalidad a la hora de crear, pero se tuvo que retirar con molestias musculares.

El equipo visitante volvió a retomar su cita con el ataque y en una avalancha sobre la esquina izquierda Cabeça se sacó un disparo casi sin ángulo para recortar distancias y obrar así el 3-2. A falta de poco más de tres minutos, Herrero salió de cinco con Retamar ejerciendo la figura del portero jugador. En una contra Cidao sacó rápido y el guardameta rival Iván, en su intento de interceptar la jugada se llevó el balón con la mano, acción que se merendaron los colegiados y que enfureció a los aficionados del Pedro Delgado. Pese a la polémica, Álvaro continuó y estrelló un balón en el palo. Acto seguido el Zaragoza empató a través de Ortego, que recogió un balón muerto del área y definió sin que le temblara el pulso.

La respuesta no se hizo esperar y el Naturpellet salió con Alvarito de portero jugador. Apenas quedaban segundos y el Zaragoza dispuso de una falta, sacada por Retamar, en la que Ortego pudo dar la victoria a los suyos. La última palabra la tuvieron los locales con una acción de Borja sobre la bocina, que remató sin tino.

NATURPELLET SEGOVIA: Cidao, Alvarito, Carlos Muñoz, Sergio y Borja Blanco. Javi Alonso, Rodri, Álvaro López, Álex Fuentes y Juanfran.

RÍOS RENOVABLES ZARAGOZA: Iván Bernad, Retamar, Richi Felipe, Anás y Óscar Villanueva. Víctor Tejel, Carlos García, Trasobares, Nano Modrego, Thiago Cabeça y Adri Ortego.

GOLES: 1-0 (min. 7) Álvaro; 2-0 (min. 8) Alvarito; 2-1 (min. 20) Richi Felipe; 3-1 (min. 23) Carlos Muñoz; 3-2 (min. 34) Thiago Cabeça; 3-3 (min. 38) Adri Ortego.

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |