El Adelantado de Segovia
Segovia, jueves 21-09-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Deportes
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

TENIS
Badosa se da un homenaje
La española pasa por encima de Ayla Aksu en la final del ITF que resuelve en una hora
J.M. - El Espinar | 06/08/2017
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
30/08/2017
El camino inglés
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Debe prohibirse el uso del embalse de El Pontón como zona de baño?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos
   1 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
dep3_1-por-si-acaso(1).jpg
  Paula Badosa , con el trofeo que la acredita como ganadora del ITF femenino de El Espinar. / OPEN CASTILLA Y LEÓN

“Siempre que empiezo un torneo mi objetivo es levantar la copa”. Puede parecer una perogrullada cuando se habla de tenis, pero no todos los tenistas aspiran siempre a ganar todos los torneos, sino que algunos ponen su vista en objetivos más modestos. Pasar la primera ronda, llegar a cuartos, defender los puntos del año pasado...
Pero hay jugadores, como es el caso de Paula Badosa, que no se conforman con llegar a un torneo ‘a ver qué pasa’, sino que son exigentes, competitivos, y tratan de llegar siempre hasta el final torneo tras torneo. Con ese ánimo llegó la jugadora nacida en Nueva York, al Open Castilla y León, un torneo en el que pronto comenzó a sentirse lo suficientemente cómoda como para ir desplegando su mejor tenis, pese a la altura, la ‘maldita’ altura que obliga a los tenistas a controlar su fuerza si no quieren que la bola comience a desplegar sus alas y se marche mucho más allá de la línea.
Así, y tras pasar por algunos ‘apurillos’ en la primera y segunda rondas, paso a paso, entrenamiento a entrenamiento, Badosa se fue sintiendo mucho mejor sobre la pista rápida de El Espinar. Y cuando una jugadora con un tenis tan agresivo como el de la española encuentra la manera de dominar los golpes planos para que, en lugar de caer cinco centímetros por fuera lo hagan cinco por dentro de la línea, se convierte en un peligro para cualquier rival.
Así que lo que al principio era un camino de espinas en las primeras rondas se convirtió en una autopista hacia el cielo en las siguientes, con victorias muy claras que la pusieron en la final de la competición con la vitola de gran favorita para la victoria.

Aksu, mucho tenis En una pista central repleta de aficionados, frente a Paula Badosa se situó la turca Ayla Aksu, una jugadora sin demasiado nombre en el circuito femenino, al menos en lo que a torneos de 25.000 dólares se refiere, que a partir de ahora comenzará a ‘sonar’ bastante más, después de hacer un torneo impecable, tras llegar a la final tanto en individuales como en dobles. Quizá por ese esfuerzo multiplicado por dos, la turca llegó con el depósito medio vacío a la final, en la que no tardó en apreciarse la diferencia de juego entre la ambiciosa española y la turca más pausada en su juego.
Badosa tenía prisa, Mucha. O al menos esa fue la impresión que ofreció a los espectadores de la final en un primer set que fue un visto y no visto de media hora de golpes planos y saques a la esquina para los que Aksu apenas tenía respuesta. La española no regalaba puntos con su saque, y apretaba todo lo que podía el servicio de su rival, metiendo un poco más de presión en cada punto, forzando y forzando cada vez más a una rival que no encontraba la manera de ponerle un poco más de pausa a su tenis. 28 minutos. 6/2.
Aksu paró el partido pidiendo un ‘medical time out’ o, lo que viene a ser para los profanos, una pausa para que me vea el médico, de paso coja aire, y pare un poco el partido. Badosa la miraba de hito en hito, sabiendo que esto iba a provocar que el ritmo cayera hasta límites que no la gustaban. Y así fue, porque en el inicio del segundo parcial la turca logró el único break del encuentro por su parte. El partido parecía haber cambiado.

Superar el mal momento Pero Badosa no estaba con ganas de permitir que la final se le marchara a tres sets, así que de nuevo ejerció de dominadora con sus golpes planos, buscando y buscando el error de su oponente, que de nuevo se veía forzada a equivocarse.
Recuperado el break para la española, el encuentro entró en la calma que suele preceder a todas las tormentas de los últimos juegos, con ambas contendientes amagando con la rotura, pero sin llegar a disponer de una sola bola para conseguirlo. Badosa llevaba la iniciativa, pero Aksu sabía recuperarse con el servicio, hasta que entrado el décimo juego del partido, la española aceleró, y lo hizo de tal manera que en un abrir y cerrar de ojos ya tenía el 15-40 a su favor.
Era el momento por el que Paula había estado peleando toda la semana, y mucho más tiempo, porque las lesiones habían truncado el ritmo de una jugadora que apunta muy alto en el ránking. Así que, tras ceder el primer ‘match point’, en el segundo no falló, y logró la victoria por 6/2 y 6/4 en 65 minutos que se hicieron muy cortos para los espectadores. España recupera el cetro de ganadoras del ITF El Espinar, con dos títulos en tres ediciones.

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |