El Adelantado de Segovia
Segovia, jueves 21-09-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Deportes
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

TENIS
Una final con mucho futuro
El Mallorquín Jaume Munar (20 años) y el australiano Alex de Miñaur (18) protagonizarán la final más joven de toda la historia del Open Castilla y León tras unas difíciles semifinales
J.M. - El Espinar | 06/08/2017
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
30/08/2017
El camino inglés
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Debe prohibirse el uso del embalse de El Pontón como zona de baño?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
0 puntos 0 puntos 0 puntos 0 puntos 0 puntos
   0 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
dep1_1(27).jpg
  Álex de Miñaur celebra un punto durante la semifinal del Open Castilla y León. / OPEN CASTILLA Y LEÓN

Jaume Munar y Alex de Miñaur disputarán una de las finales más jóvenes de toda la historia del Open Castilla y León, tras derrotar en unas apasionantes semifinales del torneo a Gerard Granollers y Matteo Berrettini respectivamente.
Abrió la jornada Alex de Miñaur, que no tuvo una semifinal nada sencilla ante Matteo Berrettini, pero demostró tener clase más que de sobra para sacar adelante su partido, pese a las dificultades en las que le puso su oponente, que de talento tampoco anda escaso.
Lo cierto fue que en la primera manga Matteo Berrettini lo hizo todo para ganar... menos precisamente eso, ganar. El trasalpino logró siete saques directos, y elevó su porcentaje de primeros servicios casi al setenta por ciento, restando también con mucha intención para forzar hasta cuatro bolas de break sobre el saque de Alex de Miñaur, dos de ellas para cerrar el set a su favor. Pero el australiano consiguió solventar las situaciones complicadas con mucho acierto, hasta llegar a forzar un tie break en el que jugó mejor, logrando la primera manga en poco menos de una hora.
Reaccionó con fuerza Berrettini en la segunda manga, y en el tercer juego logró poner en complicaciones a su rival, de tal manera que logró (por fin) romperle el saque al ‘aussie’. Pero en cuanto bajó un poco su acierto con el primer servicio, se encontró con el break de vuelta, lo que terminó con su ventaja, y le obligó a seguir remando contracorriente.

Sin ceder un set Pudo llegar la sentencia del choque en el noveno juego, cuando De Miñaur dispuso de dos bolas de partido al resto. Pero su oponente logró apoyarse en su saque (demasiado errático en el segundo set) para llevar la iniciativa en esos puntos decisivos, y salvar la situación, que se repitió dos juegos más tarde, y en esta ocasión no falló el australiano, que de esta manera se clasificó para la final del Open Castilla y León sin haber cedido un solo set, y mostrando una clara evolución en su tenis.
Bastante menos contundencia mostró Jaume Munar para superar a Gerard Granollers en una segunda semifinal en la que hubo momentos para el aplauso y golpes extraordinarios, pero también demasiados errores no forzados que deslucieron en parte el buen espectáculo que brindaron los dos tenistas a los aficionados que trataron de resguardarse del fuerte calor de la mejor forma que pudieron.
Munar empezó muy frío, tanto que después de ganar su primer juego en blanco haciendo gala de la efectividad de su saque, y poniendo en alguna complicación a Granollers, se dejó el servicio en el tercer juego a base de cometer errores, sobre todo a la hora de intentar echar unos metros hacia atrás a un Granollers que se mostraba dominador en su juego de fondo.

Una pelea sin cuartel Poco a poco fue asomándose la calidad del jugador mallorquín, con golpes como una espectacular dejada al resto de un segundo saque de su rival, pero no fue hasta el décimo juego cuando llegaron las bolas de break. Granollers acusó la presión, y aunque salió airoso de un 0-40, no pudo salvar el siguiente break-point, cediendo su servicio, y llevando el primer set a la muerte súbita.
En el tie break, Munar se enfadó después de fallar dos voleas sencillas que le dieron opción a Gerard de devolver la bola y hacerse con el punto, y rompió su raqueta. Curiosamente, este hecho vino a centrar algo más su juego, haciéndose con el primer set en la primera ocasión que tuvo.
El segundo parcial tuvo connotaciones muy parecidas al primero, con Munar cediendo rápidamente su servicio, y Granollers aguantando con su saque prácticamente hasta el final, en el que de nuevo volvió a entregarlo tras enlazar varios errores no forzados. Pero, ya en la muerte súbita, el tenista catalán se vino arriba, haciendo un gran derroche físico y tomando la iniciativa en cuanto tuvo ocasión. De esta manera pudo llevar el encuentro a un tercer set tras casi dos horas de dura batalla.
El físico tuvo un peso determinante en el tercer set. Granollers había gastado mucho en el segundo, y se le notó algo lento de piernas, mientras que Munar logró mantener su nivel. Así llegó el break para el mallorquín en el cuarto juego, que logró consolidar con su saque, metiendo una presión al pequeño de los Granollers que éste ya no pudo salvar. Será Jaume Munar el rival de Alex de Miñaur en una final en la que se enfrentarán dos de los tenistas con más futuro del panorama internacional.

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |