El Adelantado de Segovia
Segovia, jueves 21-09-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Deportes
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

TENIS
La juventud abre la puerta
El Open Castilla y León se queda prácticamente sin cabezas de serie después de una primera ronda en la que las promesas del tenis no les dejan avanzar hasta los octavos de final.
Javier Martín - El Espinar | 02/08/2017
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
30/08/2017
El camino inglés
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Debe prohibirse el uso del embalse de El Pontón como zona de baño?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
0 puntos 0 puntos 0 puntos 0 puntos 0 puntos
   0 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
dep1_1martaherrero(1).jpg
  Alex de Miñaur, durante su partido frente a Adrián Menéndez. / MARTA HERRERO

La nueva generación de tenistas apareció con fuerza en la primera ronda del Open Castilla y León, dejando fuera de la competición individual a los tradicionales en las últimas rondas del torneo.

De esta manera, a primera hora de la mañana se quedó fuera del Open Albano Olivetti, a manos de Jaume Munar, una de las perlas de la Escuela de Rafa Nadal, que supo leer a la perfección el potente saque del tenista francés, imponiendo su juego y haciendo correr al doble finalista de El Espinar, que cedió su servicio en demasiadas ocasiones.

Poco después, quien se vio fuera del torneo a las primeras de cambio fue el finalista de 2014, Adrián Menéndez, que en un encuentro que se fue más allá de las dos horas perdió ante Alex de Miñaur, un australiano afincado en España que, con sus 18 años, va consolidándose como una de las promesas más firmes del tenis.
Menéndez tuvo sus opciones, pero en la primera manga no supo aprovechar un ‘mini break’ en la muerte súbita, y en el segundo parcial, tras lograr remontar un 5-3 adverso hasta forzar de nuevo el tie-break, no logró sobreponerse a la agresividad del australiano en la red, para acabar cediendo el choque por un doble 7/6.
Además, el segundo cabeza de serie del torneo, el alemán Peter Gojowczyk, se vio fuera del torneo tras perder en la pista 1 ante el bosnio Aldin Sektic, uno de los tenistas peligrosos en El Espinar, donde le corre mucho la bola, como también le corrió al joven portugués Gonçalo Oliveira, que superó al belga Yannick Mertens.

El campeón, fuera El paso de Luca Vanni por el torneo fue un visto y no visto. El ganador del Open Castilla y León 2016 se quedó fuera del cuadro final tras perder ante el pequeño de los Granollers, Gerard, en dos mangas. Sin entrar nunca en juego, el italiano apenas inquietó al catalán, al que le bastó con mantenerse firme con su saque para presionar a su rival cada vez un poco más. Vanni no aguantó, y se fue del torneo individual con mas pena que gloria.

Tampoco pasó con demasiada gloria el campeón de 2008, Sergiy Stakhovsky, que tenía muy bien encarrillado su encuentro de primera ronda frente al canadiense Steven Díez. Pero, con 6/2 y 4/1 a favor, al ucraniano se le apagó la luz de tal manera que su oponente se vio con una opción de darle la vuelta al partido, que se tornó en maratoniano en cuanto Stakhovsky se dio cuenta de que se le podía escapar, y volvió a elevar su nivel de juego. Pero Díez ya había encontrado la manera de hacer daño al juego del tenista de Ucrania, que en poco menos de tres horas de partido, se vio haciendo las maletas.

Cerca estuvo de la segunda ronda Pedro Martínez frente al holandés Griekspoor, pero un pésimo final de partido del valenciano cercenó sus aspiraciones, después de haber protagonizado un buen partido, con remontada incluida después de que su rival se hubiera hecho con la primera manga.

Una suspensión... y una bronca Marcel Granollers saltó a la cancha en el último turno para medirse con el chileno Christian Garín, que tenía muy clara la forma en la que tenía que jugar al primer preclasificado del Open. Así, cediendo tan solo una bola de break en todo el primer set, el chileno llegó a forzar la muerte súbita, en la que hizo mejor las cosas que un Granollers que en el cuarto juego de la segunda manga recibió asistencia médica por un problema en la muñeca.

Con un break en contra, el cabeza de serie número 1 del Open se vio contra las cuerdas en el octavo juego, cuando su rival dispuso de una bola para alcanzar el 5/3. Pero Granollers sacó el genio, devolvió el break a Garín, y llevó el segundo set en una muerte súbita plagada de errores del chileno, que parecía venirse poco a poco abajo después de haber tirado por tierra sus opciones de protagonizar la campanada del día.

Pero la luz se agotó, y un par de focos que no terminaban de iluminar todo lo que debieran puso en la tesitura al supervisor de la ATP, Jorge Mandl, a tomar la decisión de suspender el partido, que se reanudará en la jornada de hoy. No le cayó nada bien a Marcel Granollers la suspensión, porque estaba remontando en el partido, y quería continuar, pero la decisión del supervisor fue definitiva.

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |