El Adelantado de Segovia
Segovia, viernes 24-03-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Deportes
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

FÚTBOL
Gana el fútbol
La Segoviana inflige la primera derrota de la temporada al Unionistas ante casi 2.000 personas
J.M. - Segovia | 19/12/2016
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
21/03/2017
Generar masa social
Desde los Mares del Sur
foto por Pedro  Montero de Frutos
06/03/2017
LA TUTELA AUSTRALIANA
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
01/03/2017
Y tú, ¿no te casas y tienes hijos?
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
25/02/2017
El hombre gastrocerebral (I)
      Ver más Blogs
  Encuesta
Considera adecuada la señalización de los pasos de peatones en la capital?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos
   7 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
d1sego-kama(22).jpg
  De esta manera consiguió Fernán el segundo gol para la Segoviana. /KAMARERO

El fútbol es esto. Veintidós señores vestidos de corto intentando meter el balón en la portería contraria con cualquier parte de su cuerpo que no sea con las mano, un árbitro y dos asistentes tratando de hacer cumplir el reglamento que se ha impuesto para que lo que pase en el terreno de juego no sea una batalla campal, y cientos, o miles de personas, viendo el partido y animando a sus respectivos equipos. Esto, que se parece muchísimo a lo vivido ayer en el campo de La Albuera, es el fútbol. Lo que pase fuera del campo, sea lo que sea y tenga la razón quien la tenga, no es fútbol. Y pretender hurtar a los aficionados el espectáculo que Gimnástica Segoviana y Unionistas (cada uno con sus armas) ofrecieron a los 1.800 aficionados que se dieron cita en las gradas del municipal, es querer muy poco a este deporte.

Y ya que la afición quiere fútbol, como se demostró ayer, la Segoviana le ofreció todo el que pudo frenta a un durísimo oponente como el Unionistas. Durísimo en el apartado físico y táctico, porque en el técnico, y especialmente en el ofensivo, el equipo que dirige Astu dejó bastante que desear. El conjunto charro fue una pared, siempre difícil de derribar, pero también incapaz de moverse de su sitio.

Un partido para trabajar El once que puso en liza Abraham García era el más ofensivo que podía situar sobre el campo, teniendo en cuenta las ausencias de Ayrton y Calleja, y con Kike forzando para poder llegar al partido, algo que terminó pagando a los diez minutos de entrar en el encuentro. Con la línea de cuatro zagueros protegida por delante por un Manu siempre en el sitio correcto, la zona ofensiva quedaba para Quino, Domingo, Fernán y Dani Arribas, con Ivi iniciando el encuentro como referencia en la punta. Un quinteto que tuvo que trabajar de firme para conseguir crear una sola ocasión frente a un oponente poderosísimo en los balones divididos, pero que no creó una sola ocasión de peligro sobre el marco de Facundo que no viniera desde el balón parado. Sin ir más lejos, el Unionistas dispuso de su ocasión más clara de gol en un saque de falta más cerca del centro del campo que del área azulgrana, que su central Antonio López remató dos metros desviada de la portería de Facundo, que por cierto de nuevo no tuvo que hacer ni una sola parada.

El equipo visitante planteó un partido espesísimo en el centro del campo, donde no se concedía un solo balón, y que obligaba a la Segoviana a estar muy concentrada a la hora de evitar las pérdidas. Hubo alguna en la primera parte, pero estuvieron bien corregidas por una defensa en la que Javi Marcos y Anel estuvieron de nuevo a una tremenda altura, con Borja Plaza algo menos acertado en ataque, pero defensivamente correcto, y Rubén haciendo un derroche físico extraordinario en el lateral. De esta manera el Unionistas, sin más recursos que el balón en largo hacia su delantero Óscar, buscando las segundas jugadas, era inoperante en ataque, fiando sus opciones a una defensa con muy pocas fisuras.

Durante la primera media hora de partido, fue la Segoviana quien controló el juego, llegando con relativa solvencia a tres cuartos de campo, pero chocando contra un muro en la zona de remate. Tan solo durante un par de minutos pudo el equipo azulgrana zarandear a su rival, com un remate de Dani Arribas que su defensor desvió a córner, y un remate de cabeza de Anel tras el saque de esquina que el capitán gimnástico no pudo orientar hacia el marco.

Esos buenos minutos locales, y las dos ocasiones consecutivas, hicieron recular al Unionistas, que aún así recibió la ocasión más clara del primer tiempo tras una gran acción colectiva de los locales, que Ivi concluyó con un remate cercano que Javi Díaz desvió como pudo. Pero una lesión del portero charro, que tuvo que ser atendido tras chocar con Ivi, más una oportuna tangana por un ‘quítame allá esas pajas’, pusieron cloroformo al partido, que ya no se desperezó hasta la segunda parte.

La salida de los equipos tras el descanso fue la esperada, con la Segoviana volviendo a controlar el juego, y el Unionistas defendiéndose con mucho orden, esperando una contra que nunca llegó. El partido caminaba lentamente a su punto de maduración, porque era imposible que los jugadores visitantes siguieran corriendo detrás de la pelota con la misma intensidad que en la primera parte, y muy poco a poco éstos comenzaron a llegar unas décimas de segundo más tarde a los balones divididos. Así Fernán, al que ayer le sobró un regate en casi todas las ocasiones, se vio algo más liberado, y la entrada de Kike por Ivi le proporcionó un compañero fresco para intentar las combinaciones cerca del área.

Los frescos del barrio Pero al final la frescura llegó de la mano de dos futbolistas gimnásticos de los de toda la vida, Rubén y Dani Arribas, que presionaron como demonios a Sito cuando éste se había hecho con un balón en su área hasta que consiguieron quitárselo. Arribas se acomodó el esférico a su pierna buena, y su latigazo al palo largo hizo inútil la estirada de Javi Díaz. La celebración del gol, con visita al palco incluida para abrazar al presidente de la Segoviana, explica cómo sintió la plantilla el trabajo que durante todo el fin de semana realizó la directiva del club para que el partido pudiera disputarse.

La lata del Unionistas se había abierto... y no tenía nada dentro. El equipo salmantino dispuso de un cuarto de hora para tratar de empatar, pero era imposible que lo lograra solo con los pelotazos a la frontal del área. Así que los de casa estuvieron mucho más cerca de marcar el segundo gol a la contra, como la que inició Víctor Pérez con un gran envío hacia Fernán, que batió a Javi Díaz con un suave remate a la escuadra. La Segoviana sumó una victoria ante un directo rival y sumó adeptos para su causa, porque la afición se fue contenta a casa. Ojalá todo lo que pasa fuera del campo no empañe las excelentes sensaciones que da el equipo dentro de él.

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |