El Adelantado de Segovia
Segovia, jueves 21-09-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Deportes
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

I MARCHA MOUNTAIN BIKE
Echa a rodar el Camino de San Frutos
Cerca de medio millar de ciclistas recorrieron ayer los 65 kilómetros entre Torrecaballeros y la ermita del patrón de Segovia
GUILLERMO HERRERO - ERMITA DE SAN FRUTOS | 01/07/2012
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
30/08/2017
El camino inglés
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Debe prohibirse el uso del embalse de El Pontón como zona de baño?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
4,58333333333333 puntos 4,58333333333333 puntos 4,58333333333333 puntos 4,58333333333333 puntos 4,58333333333333 puntos 4,58333333333333 puntos
   12 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
04-1chas(25).jpg
  Participantes en la marcha, llegando a las inmediaciones de la ermita de San Frutos, en el corazón del parque natural de las Hoces del río Duratón. / Juan Martín

De sueño a realidad. El ‘Camino de San Frutos’ se estrenó ayer. Y lo hizo a lo grande, con una marcha en mountain bike que congregó a medio millar de personas. Entre los participantes no había un ‘perfil tipo’. La iniciativa de EL ADELANTADO, patrocinada por la Diputación de Segovia y la Obra Social y Cultural de Caja Segovia, atrajo a un público muy heterogéneo. Lo mismo se inscribieron hombres que mujeres, niños que adultos, segovianos que foráneos... Y cada uno de ellos con un motivo para pedalear. Unos por el placer de hacer deporte, otros por devoción al patrón de Segovia y muchos por amistad con el fallecido Jesús Javier Aragoneses. El caso es que una multitud coincidió en su deseo de hacer el Camino de San Frutos en bicicleta de montaña.
El pueblo de Torrecaballeros se volcó con la marcha. La Asociación Empresarial de Torrecaballeros (ASET) ofreció un copioso desayuno al pelotón. “Hemos querido apoyar esta idea —defendía Esther Burgos, vicepresidenta de ASET; nos parece fantástica y, además, permitirá promocionar nuestro pueblo”. En la línea de salida se presentó el obispo de Segovia, Ángel Rubio, para dar la bendición a los ciclistas. “Estoy seguro de que (el Camino de San Frutos) va a tener mucho futuro como camino de peregrinación”, sostenía. A su lado, el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, no quiso perderse el arranque de la marcha. La madre del recordado J.J. Aragoneses, Fuencisla Moreno, estaba emocionada. “Javier quería un equipo y vosotros habéis hecho un equipo. Gracias en nombre de él”.
A las 09,30 se empezó a rodar. Al principio, muy deprisa. En un santiamén, los primeros se presentaron en Santo Domingo de Pirón, pasando a los pies de su iglesia. Un poco más adelante, en Pelayos del Arroyo, el primer avituallamiento, del que se encargó el gimnasio Incorpore. Y con acompañamiento musical, de dulzaineros de La Granja y Revenga. Allí se produjo el primer reagrupamiento del pelotón, con la intención de que no hubiera demasiadas diferencias entre primeros y últimos.
Sin embargo, el ritmo de los más preparados resultaba muy alegre y, camino de Pedraza, los que abrían la marcha volvieron a distanciarse. La enorme hilera de maillots blanquiazules repartidos por El Adelantado llamaba la atención desde lejos. Junto a los ciclistas, siempre, como ángel de la guarda, estaban Protección Civil del Real Sitio de San Ildefonso, la Guardia Civil de Tráfico y los agentes del SEPRONA de Sepúlveda. Los corredores que no estaban en forma empezaron a sufrir...
A la entrada del Centro de Interpretación del Águila Imperial, en Pedraza, el segundo avituallamiento. Allí, el cocinero Ignacio García se afanaba en freír panceta para todos, tentempié agradecido. Había sed en el pelotón.
De ahí en adelante, un cambio radical de paisaje. Primero se entró en el que Manuel González Herrero llamaba “el país de Orejana”, tierra de enebros y, un poco más allá, de cereales, sobre los que permanecía suspendido el milano real. A su paso, la marcha causaba gran expectación.Todo el mundo quería colaborar, dar aliento a los ciclistas. En La Matilla, la señora Petra aplaudía el paso de los ‘peregrinos’, mientras un niño, Gabriel Collado, ayudaba a los organizadores señalando a los corredores la dirección que debían tomar. Hacía calor, aunque no era asfixiante.
Tras dejar a la derecha al castillo de Castilnovo, llegó la subida a Consuegra de Murera.Eterna para algunos, que tuvieron que poner pie en tierra. Para Consuegra la marcha fue una visita. Pocas veces, si es que ha habido alguna, el pueblo albergó tanta gente como durante el tercer avituallamiento. A Teodoro Tanarro se le veía feliz. Su pueblo figurará, a partir de ahora, en el ‘Camino de San Frutos’.
Quedaban todavía unos cuantos kilómetros, por una carretera secundaria pero preciosa. Magníficas las vistas que se ven hasta llegar a Villar de Sobrepeña. Allí se entra en el parque natural de las Hoces del río Duratón. Viraje a izquierda, en dirección a Sebúlcor, con una bajada que permite ya disfrutar de los barrancos. Luego, un pequeño bosque de galería, sombrío, a modo de breve descanso para, después de cruzar el puente de Villaseca, emprender la última subida, la más cruel. El aroma de la paella elaborada por la Asociación de Cocineros de Segovia, contribuyó a más de uno a dar el último golpe de riñones para llegar a Villaseca.
Se repartieron 740 raciones. Ricas, ricas. Un rato de descanso y a volver a pedalear. Hasta San Frutos. Los buitres leonados sobrevolando, tal vez sorprendidos por esta nueva romería, que hasta ahora no figuraba en el calendario. Allí, entrega de diplomas, a los padres de J.J Aragoneses; al principal promotor de la marcha, José Antonio Reina; y al director del Centro Penitenciario de Perogordo, José María García, en reconocimiento al programa de reinserción que permitió a un grupo de internos realizar el ‘Camino de San Frutos’. Luego, la despedida del Duratón, y de regreso a Torrecaballeros en los autobuses habilitados por la organización.
El sendero ya está marcado. ahora ya solo hace falta recorrerlo, para que no se borre.

Camino = Desarrollo
Alcaldes como Serafín Sanz o Vicente Calle se muestran convencidos de que el itinerario generará prosperidad a sus pueblos.
La I Marcha en Mountain Bike ‘Camino de San Frutos’ contó con un sinfín de colaboradores. Entre ellos, un buen grupo de alcaldes que creen que el nuevo itinerario generará prosperidad a sus pueblos. Es el caso de Serafín Sanz, el regidor de Torrecaballeros, que no solamente hizo los 65 kilómetros del recorrido en bicicleta, sino que incluso en algunos tramos se bajó de su montura para encargarse de labores de señalización, evitando así que los ciclistas se perdieran. “Cuando se comparte con tanta gente un paseo por unos lugares tan bonitos, es lógico que todo salga bien”, declaró. A su juicio, el ‘Camino de San Frutos’ “influirá positivamente en Torrecaballeros”, al ser este pueblo ‘inicio de ruta’.
Vicente Calle, el alcalde de La Lastrilla, también se sumó a la marcha con afán de colaborar en todo lo que pudiera. De hecho, no tuvo inconveniente en conducir durante toda la jornada uno de los vehículos sanitarios. Al final del día estaba radiante. “Ha sido una experiencia impresionante. Yo que presumo de ser de pueblo y de conocer rutas por la provincia de Segovia, me he quedado maravillado con los caminos por los que he pasado hoy”, indicó. “Hay que aplaudir y apoyar esta iniciativa”, insistió Calle.

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |