El Adelantado de Segovia
Segovia, jueves 17-08-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Deportes
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

MONTAÑISMO
La etapa reina no defraudó
Luis Alonso volvió a ser cuarto tras la segunda carrera de la Everest Trail Race, la más complicada de la cita.
Luis Alonso - Nepal | 18/11/2011
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
14/08/2017
Ciudad de camareros
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
25/07/2017
Pero, ¿qué nos pasa a los hombres?
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Debe prohibirse el uso del embalse de El Pontón como zona de baño?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
3,66666666666667 puntos 3,66666666666667 puntos 3,66666666666667 puntos 3,66666666666667 puntos 3,66666666666667 puntos
   3 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
LuisAlonso(5).jpg
  El atleta granjeño Luis Alonso, cruzando un río durante una carrera. / El Adelantado.

La segunda etapa de la Everest Trail Race, desde Bhandar hasta Taktur –considerada como la etapa reina– no defraudó, y aunque el tiempo no acompañó y hubo que modificar el recorrido, finalmente se pudieron realizar 25 kilómetros y 5.000 metros de desnivel acumulado.
A las 8:00 horas de la mañana del miércoles se daba la salida de la etapa, posiblemente, más dura de la ETR. Por delante, unas condiciones climatológicas nada favorables por las que no se pudo llegar, debido a la nieve, a la cima de esta ETR ‘Peak to Peak’.
Por ello la organización, dado que el helicóptero no podía volar, cambió el recorrido ante la posibilidad de que hubiera un accidente y no se pudiera evacuar a los corredores por este medio. Por esto hay que aplaudir a la organización, que lleva estos tres días sin helicóptero y teniendo que transportar todo (campamentos, comidas, avituallamientos...) con tracción humana, y todo ha salido a la perfección. Felicidades por el trabajo que estáis haciendo.
En cuanto a la etapa, probablemente y como todos hemos coincidido, puede ser la carrera más dura que nunca hayamos corrido. Y es que los 25 kilómetros y 5.000 metros de desnivel acumulado han hecho mella en todos y cada uno de los corredores. Tal es así, que las diferencias en meta han sido bastante abultadas.
La etapa la ganaron –puesto que han entrado juntos– David Ruiz y Vicente García, con un tiempo de 4h37’. Tercero fue Jordi Abueso quien, tras extraviarse por un descuido, entró con un tiempo de 5h04’. Cuarto fui yo, con un tiempo de 5h23’, y en quinta posición, una gran Mónica Aguilera, que ha sido la primera fémina con un tiempo de 5h49’.
La carrera discurrió por bosques impresionantes, pequeños pueblos, sendas y caminos por los que los habitantes del lugar han de transitar todos los días, puentes colgantes… En definitiva, una etapa que no olvidará ningún participante en esta edición de la Everest Trail Race.
Al no poder ascender al ‘Peak to Peak’ la organización ha establecido un recorrido alternativo que no ha sido menos que el original, se han realizado 5000 metros de desnivel acumulado con tres duras subidas que para nada han hecho –salvo por las vistas que se ven desde el citado pico–, que los corredores se acordaran del ‘Peak to Peak’.
Y es que se ha pasado frio, tal es así que en el control tres había sopa para que los atletas se calentaran y pudieran llegar al final de la etapa sin las temidas hipotermias, ya que se ha subido hasta los 3.800 metros en dos ocasiones, pasando por collados llenos de nieve y con una ventisca que cortaba.
En lo referente a la aventura-reto que estoy llevando a cabo, ha sido un día maravilloso. He disfrutado como un enano, he sufrido como cualquier otro de mis compañeros, pero estoy más que satisfecho con el resultado, dado que mis tres compañeros del grupo de cabeza, están fuertes.
Era una etapa con muchísimo desnivel y han estado fuertes tanto en las subidas, como en las bajadas. La convivencia con todos los corredores es genial, somos una pequeña familia, donde la organización hace de padres. Parece mentira como en mitad de la nada se puede estar tan agradablemente acogidos y sin que nos falte de nada, ya que lo tienen todo muy bien preparado y organizado.
La relación con los nepalíes es buena, diría que magnifica. En todo momento están pendientes de nosotros por si necesitamos algo. Un detalle muy bonito que tienen es que hacen fuego para calentarse ellos y nos dejan que vayamos para secar toda nuestra ropa, para poder salir con ella lista al día siguiente.
El martes, debido a la humedad tan alta sudamos muchísimo y parecía que habíamos sacado la ropa de la lavadora sin centrifugar. Y el miércoles, por las condiciones de lluvia, nieve y ventisca no os podéis imaginar qué día hemos pasado.
Los compañeros aun están llegando, cuando son las 16:23 (del miércoles) desde que se salió a las 8:00. En breve caerá la noche, bajara la temperatura, así que esperamos todos desde aquí que lleguen antes de que esto ocurra. Por si acaso, la organización ha salido ahora a marcar con luces luminiscentes el recorrido, para que todos lleguen a meta y puedan acabar la etapa.
Como podéis imaginar la aventura no ha hecho más que comenzar y lo de hoy ha sido toda una aventura. El reto sigue en pie, me estoy encontrando bien, y he regulado estos dos días en la medida de lo posible, ya que nos quedan cuatro etapas y el reto hay que cumplirle.
A mi regreso espero que ya se hayan vendido todos los kilómetros para la silla de Luna, porque una cosa tengo clara y es que el reto –salvo desgracia mayor– lo voy a cumplir por ella, por su familia, –que tanto está dedicando a su hija– y por la mía, que se sacrifican en mi trabajo para que yo pueda cumplir mi sueño del Himalaya y el reto-aventura solidario de la ETR.
Saludos desde Taktur.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |