El Adelantado de Segovia
Segovia, jueves 19-10-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Deportes
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

AVENTURA
Con los ojos de Luna sobre el Himalaya
El segoviano Luis Alonso participará en la Everest Trail Race, una de las carreras por montaña más duras del mundo, en una aventura con un gran componente solidario.
Javier Martín - La Granja | 09/11/2011
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
12/10/2017
El mejor sexto hombre
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
02/10/2017
Sobre violencia y democracia
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Cree usted que las autopistas AP-6 y AP-61 deben tener peajes gratuitos'
si  no  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos 5 puntos
   1 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
luisalonsochas(1).jpg
  Luis Alonso, con la mochila de sus enseres básicos que deberá llevar encima durante los 160 kilómetros que dure la Everest Trail Race./ Juan Martín.

Los ojos de Luis Alonso Marcos están llenos de determinación, de ese fuego inagotable que sólo tienen los verdaderos luchadores, aquellos que, superado un reto, sólo tienen en su pensamiento el siguiente desafío. El segoviano de La Granja es de aquellas personas obstinadas en cumplir sus objetivos, aunque para ello deban recorrer 160 kilómetros a plena carrera por la cordillera de montañas más alta del mundo, algo que en principio apareció como una aventura deportiva, como es participar en la Everest Trail Race, una carrera en seis etapas que se desarrolla en el Himalaya de Nepal y específicamente en la zona del Solukhumbu, entre los 2.000 y los 4.100 metros de altitud, y que pasó a convertirse en un reto solidario cuando los ojos curiosos de Luna vinieron a convencer a Luis Alonso de que tenía fuerzas y corazón suficiente para cumplir dos objetivos a la vez en lugar de uno.
Luna es una niña de dos años, vecina de La Granja, que debido a una enfermedad congénita denominada “delección del cromosoma 22q11.2”, enfermedad diagnosticada como “rara”, tiene movilidad reducida. Y por ello necesita de mucha ayuda, como la que le brindan sus padres, que continúan luchando para que la comunidad de Madrid demuestre tener algo de corazón detrás de tanto funcionario inútil y tanta ley absurda, y ceda a sus pretensiones, para que la niña pueda recibir el tratamiento específico para su enfermedad en el hospital Niño Jesús de la capital.
Pero siempre se agradece más ayuda, como la que le quiso ofrecer Luis Alonso, que en cuanto se enteró de que Luna necesitaba de una silla de ruedas especial con diversos acoples, cuyo precio supera los 3.000 euros, se propuso “vender” todos los kilómetros que hiciera en la Everest Trail Race para conseguir ese dinero y que la niña pudiera disponer de esa silla.
Así, se realizó la división de los 160 kilómetros de los que consta la Everest Trail Race en medios kilómetros en forma de papeletas, cuyo donativo es de 10 euros por papeleta. Toda la recaudación irá destinada a la compra de la silla de ruedas. También se ha abierto una cuenta en Caja Segovia donde se pueden hacer aportaciones, siendo el numero de cuenta el 2069 0026 62 0000178090 de la entidad Caja Segovia. La titular es la niña Luna de F. del R. y el concepto para aportaciones es Reto Solidario Dorsal 0
La Everest Trail Race es una prueba de reciente creación, que nace con una clara voluntad de permanencia en el tiempo, y que se presenta ante los atletas como un desafío que ronda lo extremo, ya que desarrolla en el Himalaya del Nepal, más específicamente en la zona del Solukhumbu, entre los 2.000 y los 4.100 metros de altitud. La prueba se estructura en seis etapas de entre 21 y 33 kilómetros , con desniveles acumulados diarios que pueden ir de los 2.000 a los 4.000 metros. Sin duda, una exigencia física muy importante, y tanto más cuanto la prueba tiene la dificultad añadida de la autosuficiencia, de material técnico de uso personal y material obligatorio (saco de dormir, ropa de abrigo, gorro, manta térmica…), que deberá ser transportado por el corredor durante la prueba, que se puede hacer muy dura teniendo en cuenta las condiciones climatológicas de la cordillera del Himalaya en esta época del año, con temperaturas que oscilan desde los 10 grados por el día, a los cinco bajo cero por la noche.
La aclimatación a la altura y al peso que hay que acarrear durante la carrera, ha sido una de las obsesiones tanto de Luis Alonso como de su entrenador, Víctor López, que han llevado a cabo muchos entrenamientos en Peñalara, “que es lo mas alto que podemos estar en la zona en la que vivimos, ya que son 2.340 metros”, señaló un Luis Alonso que tratará de dar lo mejor de si mismo para competir por los primeros puestos “aunque vamos 21 españoles a esta carrera, y hay varios con un nivel altísimo”, así como disfrutar de todo lo que supone este reto deportivo, “que necesito terminar, ya no sólo por mí, sino por la persona por la que me he comprometido a terminar”. Y cuando esto dice, sus ojos se clavan en los ojitos curiosos de Luna, que a lo mejor nunca verán el Himalaya más que en fotos, pero que seguro aparecerán en la retina de un corredor de montaña de Segovia, de La Granja para más señas, que dentro de cuatro días se marchará en avión a vivir una aventura en el techo del mundo, de la que El Adelantado dará cumplida información a sus lectores. Será “el sueño del Himalaya”.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |