El Adelantado de Segovia
Segovia, jueves 27-04-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Deportes
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

CULTURA
‘Orfeo en Nueva York’
Fernando del Val reflexiona sobre “el problema de le pervivencia del amor en la sociedad actual” en su último poemario.
 | 14/01/2011
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Desde los Mares del Sur
foto por Pedro  Montero de Frutos
26/04/2017
GRACIAS FIJI TIME
Limbo lento desde Ginebra
foto por José  De Mesa
26/04/2017
Nada más y nada menos
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
15/04/2017
Y se abrió el balcón
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Son suficientes las inversiones para Segovia que recogen los Presupuestos Generales del Estado?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
4,5 puntos 4,5 puntos 4,5 puntos 4,5 puntos 4,5 puntos
   6 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
40(164).jpg
  El escritor vallisoletano presentó ayer su último poemario./ Ical

El escritor vallisoletano Fernando del Val presentó ayer su nuevo poemario, ‘Orfeo en Nueva York’ (Editorial Difácil, 12 euros), en el Museo Patio Herreriano de Valladolid, acompañado por el doctor en Filosofía Tomás Guillén y por el editor César Sanz. El volumen, última entrega de una trilogía que ha comenzado a publicar “por el final”, plantea sus reflexiones poéticas sobre “el problema de la pervivencia del amor en la sociedad actual”.
Fruto de varias estancias en Nueva York, especialmente una de mayor duración hace cuatro años, el poeta y colaborador del diario El Mundo-Castilla y León encontró en la Gran Manzana un halo inspirador cuyos frutos se tradujeron en más de 1.700 versos donde disecciona las contradicciones de esa gran urbe, llamada en su opinión a ser “la última posibilidad de salvación de la cultura occidental”.
Durante años, Del Val ha trabajado sobre aquellos escritos, dividiéndolos en tres entregas que conformarían una trilogía. ‘Orfeo en Nueva York’ es el primer volumen que ve la luz, y se corresponde con la última parte del proyecto. “La primera entrega lleva por título ‘Lenguas de hielo’, y es el bloque más lírico y luminoso, la segunda parte sería ‘Desatando cabos’, y esta tercera habla de la oscuridad, de los suburbios, de la trastienda del cielo, contenida en el propio cielo”, explicó a Ical.
‘Orfeo en Nueva York’ se estructura a su vez en dos bloques: el primero reúne medio centenar de poemas en tres subapartados (‘Orfeo y Eurídice’, ‘En los cristales de la noche’ y ‘Ámbulos y primicias’), donde el autor va desgranando las andanzas de su personaje por la ciudad; mientras, en el segundo (‘Prospect York’) es el propio Orfeo quien “toma la pluma y anota lo que ve” en esa ciudad “plena de contrastes, que parece una catedral erigida a la cultura y a la vez oculta los secretos más oscuros de la economía global”.
Frente a la “voracidad” de Nueva York, Del Val sintió “la necesidad” de situar a un contrapunto como Orfeo, que representa la mesura absoluta, el equilibrio y la fidelidad, a través de su relación mitológica con Eurídice. “Al hilo de las penalidades que él pasa con Eurídice, la ciudad manifiesta el comercio al que se ha llegado hoy en día con los sentimientos”, argumenta.
El volumen aparece salpicado de referencias, desde la cita de Quique González que abre el libro (“Tú me envenenas con perfumes caros pero luego duele igual”), hasta citas textuales de José Hierro, Octavio Paz y Luis Eduardo Aute. “Con esas alusiones pretendo equilibrar la balanza y escapar de lo que sería previsible, que pasaría por citar a Platón, Virgilio, Ovidio o Esquilo. Lo previsible sólo está en el punto de partida, que es el mito, y luego ya cualquier posible culturalismo pasa por cosas más contemporáneas, como las citas a Gelman o a Esperanza Ortega”, destaca.
Entre sus versos, Del Val va desgranando las influencias que más le han marcado en los últimos años, con alusiones a músicos como Lennon y a cineastas como Hitchcock o Cocteau, y poemas como ‘Sagradas escrituras’ donde reconoce que, para el, “las sagradas escrituras son las de Gamoneda, no las de los Evangelios”. “Entiendo que la forma de religión civil más elevada pasa por el arte, y dentro del arte, por la música y la poesía. Es una manera de encontrar la trascendencia fuera del cauce religioso”, señala.
Asimismo, en la publicación, Del Val propone un juego de espejos entre la mitología clásica y una nueva mitología, construida principalmente a través del mundo del cine. Así, Eurídice encuentra su reflejo en Audrey Hepburn, Escila en King Kong, o Troya en Irak.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |