El Adelantado de Segovia
Segovia, sabado 01-11-2014 h.

Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Cuéllar
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

CUÉLLAR, DE CERCA
Agnósticos
Eloy García - Cuéllar | 07/03/2013
¡¡Pincha Aquí!!
Blogs
  BLOGS
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
28/10/2014
A ti, Rosa Pascual
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
19/10/2014
Excalibur y el primitivismo
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Es partidario del proyecto de la presa del Ciguiñuela para solucionar el abastecimiento de Segovia?
Sí, es necesario.  No, hay más alternativas.  N.s./n.c.  
Vota  
Usted ya ha votado  
Resultado
4.875 puntos 4.875 puntos 4.875 puntos 4.875 puntos 4.875 puntos 4.875 puntos
   8 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar

En medio de estos tiempos de "relativismo moral y de agnosticismo" vemos en nuestras calles que las procesiones de Semana Santa siguen despertando el fervor, la fe…, la curiosidad, la llamada turística o el costumbrismo más celtibérico. Otros, hace tiempo que no nos identificamos con este tipo de manifestaciones. Nos pueden llamar agnósticos, que quiere decir que "no sabemos". No es que no creamos en nada. No creemos que un dios nos tenga que salvar porque somos pecadores desde que nacemos. No tenemos un libro que nos dé respuestas a todo. No tenemos claro ni de dónde venimos, ni adónde vamos. Tratamos de preguntarnos qué hacemos aquí y para qué nos levantamos cada día. Ningún libro, ni profeta acalla nuestra capacidad de preguntarnos por el sentido de todo esto. Procuramos que las leyes tengan consistencia y justificación humana para que la vida aquí merezca la pena y no sea un valle de lágrimas. No tenemos un manual de instrucciones para navegar por la vida. Con la experiencia de otros, con la historia y con nuestras ansias de búsqueda tratamos de responder a las preguntas fundamentales, que las religiones contestan siempre con exigencias de acatamiento. El sustrato moral y religioso es el mismo en todas ellas. Es el mismo discurso el de Buda, Confucio, Mahoma o Jesús. Hasta ahí estamos de acuerdo, los grandes sabios nos ayudan a todos porque son hombres reflexionando sobre la condición de los hombres. Por eso los agnósticos no tememos a los dioses, sino lo que sus seguidores hacen en su nombre.
Pensar que sólo mi dios es el verdadero, entre los miles de dioses que la humanidad ha adorado, es, cuando menos, un pecado de soberbia.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2014  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |