Zapatero justifica el mayor reparto para Cataluña en las competencias

El inquilino de la Moncloa quiso quitarse el ‘sambenito’ del clientelismo político con ERC con el primer Gobierno Aznar, «único caso en el que se pactó la gobernabilidad».

4

Confiado en que el modelo de financiación autonómica «saldrá adelante» y que ello contribuirá a la estabilidad del Gobierno, el presidente Zapatero se defendió de los que le acusan de mimar a Cataluña con 3.855 millones de euros adicionales con el argumento de que tiene transferidas las competencias en materia de seguridad, prisiones y en 2011 la del transporte de cercanías. A su juicio, éstas son las que marcan la diferencia. Y, por poner un ejemplo, recalcó que si Andalucía «tuviera que ejercer la seguridad con sus policías», seguramente, recibiría más fondos.

Como era de esperar, tras la explicación catalana, tocaba pasar al ataque e indicar que el «único acuerdo de financiación en la trayectoria democrática española que consta que permitió a un presidente ser jefe del Gobierno fue el de José María Aznar» con Jordi Pujol -Pactos del Majestic-.

Del mismo modo, señaló: «Hemos cumplido, dije que el 15 de julio se haría el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Es importante el pronunciamiento del president Montilla, porque el modelo tiene un muy alto grado de aceptación, y es importante que Cataluña se sienta cómoda en él, pues antes estaba por debajo de la media». «El modelo produce en esta comunidad autónoma dos efectos, y en otras -aunque no especificó- también. Al haber más autonomía fiscal si la economía es dinámica, va a tener más recursos, sin afectar al conjunto, a la solidaridad y a la garantía de servicios públicos».

Tras ese paréntesis, siguió zumbando a Génova: «El PP lleva a cabo una estrategia incoherente. Le pido que aclare su postura». Y no contento con eso, puso en el punto de mira a dos regiones populares que se opusieron más claramente a este reparto de fondos: Galicia y Madrid: «El modelo es muy bueno para Galicia, por cierto, y lo digo expresamente, porque se ha tenido en cuenta la dispersión poblacional, la densidad y recibe una parte por el bilingüismo. Llamo a la reflexión a algunos presidentes…». Más contundente se mostró con el Ejecutivo de Esperanza Aguirre: «Son excusas. No tienen razón en lo que está diciendo sobre la contabilización de la población porque está incluida y porque, por primera vez, se actualiza año a año».

Para Zapatero, el Gobierno ha aprobado un sistema que va a contar con un «acuerdo suficiente debido principalmente a que produce más cohesión social porque incrementa los recursos para sanidad, educación y servicios sociales, y produce más unión territorial al haber más equidad». Además, subrayó que su Gabinete ha dialogado -las ya famosas 100 reuniones de Salgado- con todos y consideró que se contempla «la mayoría de lo que las CCAA consideraban que les correspondía».

La gran triunfadora de la jornada, Cataluña, registró manifestaciones de aprobación en diferente grado, salvo CiU, que denunció que se cumple el Estatut a medias, y el PPC, que vio «teatro» en el Tripartito y que cree que la crisis se agravará con estas medidas. El vicepresidente Carod-Rovira afirmó que es «una etapa más» hacia el objetivo de ERC del concierto económico.