Zapatero anuncia 3.000 millones para avalar facturas de las pymes

El jefe del Ejecutivo se muestra convencido de que la salida de la crisis llegará a través de una triple vía: energías verdes, nuevas tecnologías y servicios sociales.

0

La remodelación del Gabinete para aportar frescura frente a la crisis empieza a notarse. José Luis Rodríguez Zapatero anunció ayer que el próximo Consejo de Ministros aprobará «una nueva línea extraordinaria de avales, a través del ICO, dotada con 3.000 millones de euros» dirigida a garantizar el pago de las facturas de los ayuntamientos con pymes y autónomos. Con esa medida, según explicó, «se va a garantizar el oportuno cobro de los recibos endosados por las empresas a obras y servicios municipales, y que éstas, por las dificultades de liquidez que también padecen, encuentran serios problemas para satisfacer en tiempo».

En su intervención en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, el jefe del Ejecutivo garantizó que «estos avales públicos facilitarán el descuento de esas facturas por parte de las entidades financieras, pues el ICO respaldará el pronto pago del 100 por 100 de su importe», y explicó que permitirán «dar un impulso al crédito al crédito comercial, tan afectado también por la crisis financiera internacional».

Con esta medida «el Gobierno actúa a la vez a favor de las pymes y de los consistorios, para que la situación de su actividad tenga un alivio importante respecto a su volumen de deuda pendiente, que tanto les dificulta la labor», añadió.

Zapatero se mostró sensible a la situación económica actual, y reclamó el apoyo de los ayuntamientos como «aliados», antes de reivindicar la necesidad de «trabajar juntos para poner en marcha la recuperación y el modelo de crecimiento renovado que España necesita».

«Sabemos el rumbo que tenemos que marcar», aseguró el inquilino de La Moncloa antes de recordar las tres vías prioritarias del Gabinete: el respeto con el medio ambiente, las nuevas tecnologías y los servicios sociales. «Tenemos que apostar decididamente por un futuro de sostenibilidad, y los grandes esfuerzos movilizadotes de inversión pública del Gobierno estarán relacionados con el ahorro energético y el fomento de una economía verde», aseguró el mandatario.

Ante la caída de la vivienda libre y el «frenazo en seco» del sector inmobiliario (que achacó a «los excesos que hemos vivido»), el presidente del Gobierno apostó por el fomento de los pisos de protección oficial y por el incremento del alquiler como «una política prioritaria» para la Administración.

En un acto organizado para rendir homenaje a los alcaldes y concejales que han prestado sus servicio en los 30 años de ayuntamientos democráticos que se han cumplido en España, Rodríguez Zapatero convocó a los socialistas para protagonizar un modelo sostenible de ciudades respetuosas con el medio ambiente, «municipios verdes e innovadores que faciliten la labor de las empresas, apoyadas en internet como un campo con grandes posibilidades para ampliar la democracia».

Los sindicatos reclaman un cambio «coordinado» del modelo productivo

Los máximos responsables de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, encabezaron ayer una multitudinaria manifestación bajo el título Contra la crisis y el abuso empresarial, empleo y protección social, en la que pidieron a todas las administraciones un cambio del modelo productivo.

Fernández Toxo recalcó la necesidad de un gran pacto de Estado por la economía y el empleo y de que los sindicatos aboguen por el diálogo, «porque será mucho más productivo para los intereses de nuestro país».

No obstante, al ser preguntado por una posible huelga general, avisó de que «si la situación se sigue atendiendo con paños calientes y si se sigue deteriorando la situación de las personas, yo no descarto ningún escenario de movilización».

Por su parte, Cándido Méndez insistió en la necesidad de que los partidos políticos, el Gobierno y las administraciones públicas «remen en la misma dirección y no hagan la guerra por su cuenta» en la búsqueda de un modelo productivo menos basado en la construcción.

Méndez recalcó la obligación de las CCAA de luchar a fondo, teniendo en cuenta que, al tener transferidas las competencias en muchas materias, gestionan dos de cada tres euros ingresados. «Las organizaciones sindicales se opondrán con todas sus fuerzas a cualquier iniciativa que pretenda recortar los derechos de los trabajadores o privatizar la Seguridad Social», añadió.