Zabaleta y Barrena podrían haber incurrido en apología del terrorismo

Las manifestaciones en favor del etarra fallecido el pasado sábado, ‘Thierry’, y comparar a los asesinos en prisión con «presos de conciencia» han colmado la paciencia de muchos.

El Ministerio del Interior remitió ayer a la Fiscalía las declaraciones que realizaron durante el pasado fin de semana el portavoz de Sortu, Pernando Barrena y el coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta. El primero enaltecía al preso de ETA fallecido la semana pasada en París, Xavier López Peña, Thierry, y el segundo, denominando «presos de conciencia» a los etarras.

Durante la celebración del día de la Patria vasca, Aberri Eguna, que tuvo lugar ayer en Pamplona, el portavoz de Sortu, Pernando Barrena, aseguró que el fallecimiento del criminal, que se encontraba preso en Francia, es «consecuencia de la actitud de los Estados español y francés que niegan cualquier tipo de solución al conflicto político vasco».

Según indicó antes del inicio de la marcha convocada por la Red Independentistak, «en estos momentos, estas dos naciones están en la posición de dilatar sine die la agenda de soluciones para este país».

En este sentido, y preguntado por el comunicado difundido hace ahora una semana por la banda terrorista, en el que anunciaba «consecuencias negativas» ante el rechazo del Gobierno a negociar con la banda en Oslo, el histórico dirigente de HB -como Zabaleta- señaló que «ya las estamos viendo», y puso como ejemplo la muerte de Thierry en prisión.

También Patxi Zabaleta -coordinador de Aralar, una de las formaciones que integra Bildu- respaldó recientemente a los reos de ETA, al afirmar, refiriéndose a éstos, que no son lo mismo los «mercenarios de los GAL que los que han luchado por sus convicciones», pidiendo la puesta en libertad de «todos los presos de conciencia» que han sido juzgados en una «jurisdicción de excepción».

Estas palabras vinieron precedidas por las realizadas por la portavoz de EH Bildu en el Parlamento vasco, Laura Mintegui, quien dijo el pasado 13 de marzo que el crimen del dirigente socialista Fernando Buesa fue una «muerte política» que podía haberse evitado con «el diálogo». La viuda de éste, Natividad Rodríguez, indicó días después lo que muchos piensan: que no existe arrepentimiento alguno entre los radicales.

Ahora, el Ministerio del Interior ha remitido todas estas declaraciones a la Fiscalía para que actúe contra los dirigentes abertzales que las han realizado si lo considera oportuno.

Además, fuentes oficiales explicaron que se está preparando la documentación necesaria para remitirla también a la Fiscalía sobre la actuación de Sortu en la marcha del Aberri Eguna en Pamplona, donde se colocaron decenas de carteles firmados por este partido con la foto del que fuera uno de los responsables de la ruptura de la tregua de ETA con el atentado contra el aparcamiento de la T-4 de Barajas, causando la muerte de dos personas.

Ya por la mañana, tanto asociaciones de jueces y fiscales, como de policías, reclamaron la actuación del Ministerio Público por el mismo motivo esgrimido por el Gobierno.

Las AVT y Dignidad y Justicia, por su parte, consideraron que la actuación de Sortu el pasado fin de semana es un motivo más para iniciar «cuanto antes» la ilegalización de esa formación política.

Desde el PP en Guipúzcoa, Borja Sémper -que se postula como sustituto de Antonio Basagoiti-, aseguró que es preciso «garantizar elementos de Justicia» en la aplicación de penas, «si no es a través de la Doctrina Parot, a través de reformas legislativas», para luego agregar que la política de dispersión acabará cuando «ETA desaparezca». En este sentido, indicó que la banda «se niega a publicar su esquela de defunción» y, si no lo hace, «se la acabarán publicando los demás».

Por otra parte, se ha filtrado que la cúpula de la organización criminal ha pedido al presidente interino de Venezuela, Nicolás Maduro, que le siga dando protección.

Mayor Oreja: «Hay que ilegalizarles».- El exministro del Interior Jaime Mayor Oreja afirmó ayer que Sortu y Bildu deben ser ilegalizados, abogando por «dar marcha atrás» al proceso de paz que el Gobierno de Zapatero inició con ETA, que ha «amenazado veladamente al Ejecutivo» en su último comunicado. «Ese será el único camino, porque el proceso es retorcido por su propia esencia y naturaleza», comentó el dirigente vasco, que reconoció que «la inercia es muy poderosa», y que la idea de «dar marcha atrás» es «dolorosa». Sin embargo, «hasta que no seamos capaces de invertir lo que se puso en marcha irresponsablemente y de manera suicida en España a través de ese proceso, no estaremos enfocándolo correctamente», añadió.

Por otra parte, la abogada de Xabier López Peña -alias Thierry-, Yolanda Molina, anunció que interpondrá una denuncia contra «la Administración penitenciaria y el servicio médico» que atendió al preso etarra por su comportamiento y el «trato salvaje, inhumano y de perros rabiosos que han dado a Xabier y a su familia».

FuenteAgencias  Bilbao
Compartir