Pórtico de la Gloria de Santiago de Compostela tras su proceso de restauración.
Pórtico de la Gloria de Santiago de Compostela tras su proceso de restauración. / Europa Press
Publicidad

El 1 de diciembre, el Pórtico de la Gloria volverá a abrir sus puertas al público, esta vez con un sistema de visitas guiadas que tendrán un coste ordinario de 10 euros y que serán gratuitas para los ‘amigos de la Catedral’ y, en determinados grupos, para peregrinos y compostelanos.

Así lo anunció ayer el responsable de la Fundación Catedral, Daniel Lorenzo, que compareció junto al deán, Segundo Pérez, para contar novedades del programa de visitas y responder a las críticas recibidas en los últimos días por la decisión de cobrar la entrada a este monumento.

Después del programa de visitas gratuitas que duró algo más de 50 días, en el que contemplaron el monumento cerca de 80.000 personas, el Pórtico se encuentra ahora cerrado para labores de mantenimiento y medición, así como para instalar un sistema de protección que lo separe del resto de la nave y evite su deterioro cuando se inicien las obras de restauración en el interior.

La intención es volver a abrir al público el monumento en cuanto sea posible, pero Daniel Lorenzo indicó que será, como más tarde, el 1 de diciembre cuando se inicie el nuevo programa de visitas, de 45 minutos de duración y guiadas por personal del Museo para grupos de un máximo de 25 personas. Así, podrán ver el monumento un máximo de 475 personas cada día.

De hecho, cada hora habrá un máximo de dos visitas en el mismo horario que el Museo de la Catedral, de noviembre a marzo de 10,00 a 20,00 horas y de abril a octubre de 9,00 a 20,00 horas. Además, a diferencia del programa gratuito, en este caso, podrá reservarse con antelación.

Para “hacer frente a la conservación y mantenimiento del Pórtico”, así como para la organización y funcionamiento del programa de visitas, la visita guiada costará 10 euros, ocho euros en el caso de la reducida y dos para el programa educativo para escolares. Los ingresos, garantizó la Catedral, se destinarán “exclusivamente” a labores de conservación y mantenimiento del patrimonio catedralicio, así como para la gestión del sistema de visitas. El resto de la basílica continuará siendo de entrada libre. Habrá aún posibilidad de visitar el Pórtico de forma gratuita, siendo ‘amigos de la Catedral’.